Congreso aprueba auditoría al gobierno de Bárbara Botello en León

jueves, 22 de octubre de 2015
GUANAJUATO, Gto., (apro).- Por unanimidad, el Congreso local aprobó un punto de acuerdo para ordenar al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) que realice una auditoría a la administración de la exalcaldesa priista de León y actual vicepresidenta de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados, Bárbara Botello Santibáñez. Los panistas argumentaron que existe la presunción de “un cúmulo de irregularidades” que van desde compras a empresas fantasma y desvío de recursos, hasta la asignación de contratos sin licitar, obras a costos inflados y compras personales con cargo al erario, entre otras. En sesión ordinaria, esta tarde las bancadas sacaron sin apuros dos acuerdos: la auditoría a la administración de Botello y una revisión similar al gobierno municipal del exalcalde de Celaya, el panista Ismael Pérez Ordaz. Al final de la sesión, los legisladores de los distintos partidos se enfrascaron en un debate en el que salieron a relucir las denuncias que el PRI interpuso contra el exgobernador panista Juan Manuel Oliva Ramírez por presunto peculado. También fueron motivo de debate los cuestionados gobiernos de Ángel Aguirre, en el estado de Guerrero, y del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, así como los ataques contra los normalistas de Ayotzinapa. Al respecto, el diputado perredista Isidoro Bazaldúa apenas atinó a comentar que Aguirre “renunció para que se investigara, y el presidente de Iguala está preso (mientras) los responsables del gobierno federal siguen de pillos, libres”. Sobre la auditoría a la administración de Botello, el diputado panista Ricardo Torres Origel precisó que la idea es que el OFS haga una revisión de los ejercicios 2013 y 2014. Expuso que se registraron sobreprecios en el pago de obras, como la ampliación del bulevar Timoteo Lozano, la Plaza de la ciudadanía en la colonia Las Joyas y la remodelación del centro histórico de León, además de favoritismo a determinadas empresas a las que la exalcaldesa asignó más de la tercera parte de las obras. El coordinador de la bancada del PAN, Éctor Jaime Ramírez Barba, exsecretario de Desarrollo Social y Humano en la entidad, señaló que la auditoría en León deberá comprender al menos 30% de toda la administración, es decir, obra pública, gasto, deuda, licitaciones, recursos humanos, contratación de servicios, adquisiciones y situación patrimonial. “Hace unos días (al instalarse esta Legislatura) dijimos que cumpliríamos las leyes… Hay que dar certidumbre de ese gobierno. Deberíamos esperar (a que concluya la auditoría) para no juzgar a doña Bárbara, pero la ciudadanía nos dice que algo no huele bien”, destacó en tribuna. La diputada del Partido Verde, Beatriz Manrique Guevara, exregidora en el trienio presidido por Botello y cuyo partido gobernó en alianza con el PRI, se pronunció a favor de la auditoría, pero pidió “no sobrecargar de trabajo” al OSF porque ya tiene un programa de auditorías aprobadas, por ello –dijo– debe precisarse qué será lo que se revisará de la administración leonesa. A la hora de votar la auditoría a la exalcaldesa de León, ni un solo diputado del PRI se levantó para defender a su correligionaria. En el caso de Celaya, la solicitud de auditoría fue presentada por el coordinador del PRI, Jorge de la Cruz, y también se aprobó. El priista adujo que el gobierno del panista Ismael Pérez Ordaz incurrió en actos de corrupción, como el presunto “moche” entregado al exdiputado federal Luis Alberto Villarreal a cambio de recursos para obras.

Comentarios