Urgen a Graco Ramírez a aplicar medidas contra el feminicidio

viernes, 23 de octubre de 2015
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Organizaciones civiles que participaron en el Encuentro Nacional Feminista realizado en Toluca, estado de México, emitieron un exhorto al gobierno de Graco Ramírez, “para que, sin más dilación”, aplique las medidas urgentes para atender la Alerta de Violencia de Género en la entidad, misma que fue declarada el pasado 10 de agosto, en ocho de los 33 municipios de la entidad. Activistas y defensoras de los derechos humanos de las mujeres en todo el país, pidieron al Estado mexicano y en particular al gobierno de Morelos, proceder con la reparación del daño y la garantía de que las mujeres no volverán a pasar por una situación de violencia, “así como asegurar que, en casos necesarios, se deben aplicar medidas cautelares y/o provisionales a favor de sus familiares, así como la atención psicosocial que permita enfrentar los duelos por muertes violentas o por desaparición/desaparición forzada” (sic). En el resolutivo, demandan asimismo “garantizar el acceso pleno a la justicia, promocionando recursos judiciales efectivos de acuerdo con las reglas del debido proceso legal, así como procurar el restablecimiento del derecho conculcado, si es posible, y la reparación de los daños producidos”, dice el resolutivo del Encuentro nacional. También exige que se garantice efectivamente que no se repetirán las violaciones a los derechos humanos de las mujeres; es decir, “generar cambios en el funcionamiento de las instituciones; transformar factores estructurales de la violencia y lograr una incidencia positiva en la cultura política de la población y de las autoridades; con el fin de fortalecer la política de prevención general en contra de la violencia feminicida e instrumentar un Plan de Atención y Prevención”. Respecto a los casos de mujeres desaparecidas, el Encuentro Nacional Feminista urge al gobierno de Graco Ramírez, que atienda de inmediato “las demandas de las y los familiares de personas desaparecidas; así como llevar a cabo todas las medidas de investigación tendientes a localizar y presentar con vida a las personas desaparecidas”. Exigen que la Fiscalía General del estado de Morelos aplique los Protocolos de Investigación adecuados al amparo de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y la similar aprobada para el Estado de Morelos y que se implemente la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar la Desaparición Forzada de Personas para el Estado de Morelos (2015), así como subsanar las deficiencias de la Ley. Finalmente, refiere el texto, consideramos que la alerta de género es sin duda una medida para saldar la deuda histórica con todas las mujeres y la sociedad en su conjunto ante esta violencia feminicida que ha resultado imparable y creciente durante estos años. “De igual modo, a la vez que celebramos la emisión de esta AVG y le damos las gracias todas las personas y organizaciones por sumarse a esta exigencia, también expresamos que estaremos dando puntual seguimiento a todas y cada una de las acciones y medidas que se plantean para hacer válidos todos los derechos de las mujeres que permitan alcanzar claramente los objetivos de la AVG, asimismo, convocamos a toda la sociedad a estar atenta de la implementación de ésta Declaratoria en Morelos, pues entendemos que es el último recurso jurídico para salvaguardar la Vida, la Libertad, la Dignidad, la Memoria, la Justicia y la atención integral para las mujeres”, concluye el texto. Este encuentro se realizó en Toluca, estado de México, del 16 al 18 de octubre, con la participación de representantes feministas de 30 estados de la República. El acuerdo más importante es que, con base en las cifras alarmantes del crecimiento de los asesinatos violentos de mujeres, se declare una alerta de violencia de género en todo el país. Feminicidios De acuerdo con la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), de 2000-2013 se documentaron 530 casos de feminicidios, algunos con carpeta de investigación, en la entidad. Desde la llegada de Graco Ramírez, el 1º de octubre de 2012, la situación no ha cambiado. Es más, parece que ha empeorado, dado que sólo en estos 24 meses suman más de 150 casos. Además, existe un registro negro de aquellas mujeres que mueren asesinadas y que no son catalogadas como feminicidio, dado que su muerte se presenta como “natural”. Juliana G. Quintanilla, presidenta de la CIDHM afirma que son casos que se refieren a bares, botaneras, cantinas u hoteles de paso, en donde las mujeres trabajan y se hace ver como muerte “natural”, lo que hace que no investiguen las autoridades.

Comentarios