Opositores a termoeléctrica en Morelos obtienen otro amparo

martes, 27 de octubre de 2015
AYALA, Mor. (apro).- El ejido de San Juan Ahuehueyo obtuvo un amparo para evitar que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) utilice agua del río Cuautla para completar el ciclo de la termoeléctrica de Huexca, en Yecapixtla. En conferencia de prensa, el abogado José Felipe Franco Neri señaló que “el agua va a ser respetada. No sabemos qué va a hacer ahora el gobierno, pero tiene que obedecer la orden de un juez federal”. Indicó que Ahuehueyo es el segundo ejido de este municipio que obtiene un amparo –el primero fue Anenecuilco– para frenar la construcción del acueducto, y todo parece indicar que los ejidatarios de Moyotepec ganarán el tercero frente a los abusos de la CFE y del gobierno estatal. Por su parte, el comisariado ejidal Ausencio Medina Flores informó a los campesinos sobre los avances legales del trámite para evitar que el gobierno del estado y la CFE utilicen aguas aprovechables vertidas al río Cuautla para el enfriamiento de turbinas de la termoeléctrica de Huexca. Indicó que un juez federal concedió la suspensión para que cesen de inmediato los efectos de la minuta de trabajo del 7 de septiembre pasado, es decir, “que al Ejido de Ahuehueyo no se le prive total, ni parcialmente, de forma temporal ni definitiva, del disfrute y goce de sus derechos sobre el agua requerida para el riego de sus cultivos”. Por tanto, agregó, “las autoridades responsables deberán respetar esta medida y abstenerse de llevar a cabo actos que materialmente tengan o puedan tener por efecto el menoscabo de los derechos agrarios que defiende el ejido quejoso, específicamente aquellos que pudieran realizarse en las aguas destinadas para el riego del núcleo solicitante del amparo”. El pasado jueves 15, los representantes del ejido de Anenecuilco, cuna del general Emiliano Zapata, anunciaron que obtuvieron una “suspensión de plano” en el amparo indirecto 1822/2015 contra la extracción de agua del río Cuautla, para cualquier fin que no sea el de la producción de alimentos. Ese amparo protege a los campesinos de al menos 17 ejidos de los municipios de Ayala y Tlaltizapán, quienes dependen del riego del río Cuautla para sus cultivos. Para la termoeléctrica de Huexca se requieren alrededor de 500 litros de agua por segundo, que sólo podrían obtenerse de la planta de tratamiento de Apatlaco, en Ayala, o del río Cuautla, medida a la que se opusieron los campesinos de 20 ejidos.