Entregan a la Semar a nueve federales y un civil retenidos en Carrizalillo

jueves, 29 de octubre de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Nueve agentes de la Policía Federal (PF) y un presunto ‘halcón’ de Guerreros Unidos, retenidos ayer por habitantes de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, fueron entregados esta madrugada a elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y trasladados a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en esta capital. Los marinos recibieron a los 10 sujetos alrededor de la 1.30 de este jueves, luego de que los pobladores se negaron a entregarlos al Ejército y a autoridades federales y estatales. Según los vecinos de Carrizalillo, los elementos de la PF se confabularon con miembros de Guerreros Unidos para detener al comisario ejidal Ricardo López, a quien posteriormente llevarían a Iguala para entregarlo "a un grupo armado que estaba esperando en la plaza Tamaridos". No obstante, el comisionado de la PF, Enrique Galindo, atribuyó los señalamientos a la "indiosincrasia" de los pobladores de esa comunidad ubicada a orillas del río Balsas, conocido como El cinturón de oro de la entidad, donde opera la minera canadiense Gold Corp. La zona es codiciada por grupos delincuenciales que mantienen una confrontación por el control de la ruta de trasiego de drogas y las millonarias ganancias que obtienen a través del cobro de piso a la empresa extranjera. El representante de la Comisión Nacional de los Derechos (CNDH), Hipólito Lugo Cortés, precisó que los nueve federales y el civil, Modesto Peña Celso –acusados de pertenecer al grupo delictivo Guerreros Unidos–, fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público (MP) federal, donde rindieron su declaración. Peña Celso forma parte de una familia de ejidatarios de Carrizalillo que hace unos meses dejó el poblado y se refugió en Iguala, luego de que varios sus integrantes fueron asesinados. Ayer, Modesto Peña y los agentes federales fueron retenidos en Carrizalillo después de que intentaron llevarse por la fuerza al comisario Ricardo López García, quien maneja los recursos que entrega la minera a los ejidatarios por el pago de renta de sus tierras. Los habitantes impidieron el hecho y retuvieron durante más de 14 horas a los 10 inculpados que se desplazaban en dos patrullas oficiales. A la delegación de la PGR también acudieron pobladores de Carrizalillo, encabezados por sus autoridades locales, para ratificar sus acusaciones contra los federales y Modesto Peña. Uno de los vecinos refirió que en el teléfono móvil de Peña encontraron mensajes de texto donde se precisa el plan para llevarse al comisario ejidal y entregarlo a sujetos desconocidos en la plaza Tamarindos, justo frente a las instalaciones del 27 batallón de Infantería. Se espera que en las próximas horas las autoridades ministeriales determinen la situación jurídica de los inculpados.

Comentarios