Supuesto error médico le causa derrame cerebral y daño renal a bebé

domingo, 4 de octubre de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- La Fiscalía General del Estado investiga a personal médico del Hospital Infantil de Especialidades de Chihuahua por el caso de un bebé de 26 días de nacido, a quien le provocaron derrame cerebral, daño en un riñón y quemadura e hinchazón en una pierna luego de aplicarle un medicamento inadecuado. Según la denuncia número 192015-0030673 presentada el pasado 30 de septiembre, los padres del bebé, Marco Antonio Orozco, de 36 años y Elba Urrutia, de 31, relataron a la Fiscalía que acudieron al hospital un día antes con sus hijos gemelos Juan Antonio y Marco Alejandro, quienes nacieron el 4 de septiembre, para una revisión. El documento detalla que luego de que Juan Antonio traía un problema de reflujo, el personal médico les pidió revisar también a Marco Alejandro aun cuando estaba sano, pero por error le aplicaron un medicamento que le hinchó y quemó una pierna, le dañó el riñón y le provocó derrame cerebral. Ahora el menor se encuentra grave. Juan Antonio también está internado en un área restringida del hospital donde su salud mejora. Los padres de los niños denunciaron la supuesta negligencia del personal médico y buscan que se castigue a los responsables. La pareja no descarta acudir ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico porque, al parecer, han manipulado el expediente clínico del pequeño afectado. Eduardo Esparza, portavoz de la FGE, explicó que los agentes del Ministerio Público recaban evidencias del caso con entrevistas a los médicos, además de que solicitaron el expediente clínico para valorarlo y deslindar responsabilidades. Se niegan a entregar a bebé por error en póliza “La noche del viernes acudí al Hospital Infantil porque mi bebé de un año siete meses estaba enfermo, traía problemas para respirar. Entregué mi póliza del Seguro Popular en ventanilla a Obed Esaú Terrazas Guerrero. Mi bebé ingresó alrededor de las 11 de la noche”, relató Paola Muñoz, otra madre de familia víctima de malos tratos por parte de personal médico. Muñoz indicó que a las 4 de la mañana del sábado dieron de alta a su bebé pero al salir, le cobraron 2 mil 184 pesos por la atención y ella no llevaba ese dinero. “Cuando le dije a la empleada que le entregué la póliza, me respondió que estaba vencida y no era válida; le comenté que vencía en octubre de 2016 y me dijo que eso es de reafiliación. Me mandó a Trabajo Social y otra señorita me dijo que sólo podía solicitar un descuento para ver si calificaba, luego me preguntó por el papá y le comenté que soy mamá soltera, entonces me advirtió que tenía que pagar”. Eran las 4 de la mañana, hacía frío y el niño tuvo que permanecer con uno de sus tíos en la sala de espera porque no se podía ir del hospital, mientras la madre conseguía el dinero. Al regresar a pagar, le comentaron que efectivamente había un error en la póliza porque decía que el vencimiento era en marzo de 2015 pero en otra parte indica que la reafiliación es en octubre de 2016. “No había problema si tenía que pagar por esa confusión, pero por lo menos me hubieran permitido llevarme a mi bebé y les firmaba un pagaré para conseguirlo temprano, me tuvieron a mi hijo en la sala de espera”, se quejó la madre de familia.

Comentarios