Detienen a célula de hondureños que secuestraba a centroamericanos en SLP

lunes, 5 de octubre de 2015
SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P. (apro).- El Consulado de Honduras en San Luis Potosí reveló que hondureños nacionalizados mexicanos, en complicidad con agentes de seguridad ferroviaria, secuestran y extorsionan a migrantes centroamericanos que transitan por la entidad. Luego de la liberación el pasado 24 de septiembre de ocho víctimas que estaban en una casa de seguridad en una comunidad de Villa de Pozos, el cónsul general de Honduras en San Luis Potosí, Óscar Roberto Aguilar Inestroza, reveló al diario Pulso que hondureños que ingresan a México le han denunciado el modus operandi de un grupo delictivo que se dedica al secuestro y extorsión de centroamericanos. El grupo delictivo, explicó, infiltra a uno de sus integrantes entre los migrantes durante su viaje por tren y luego los entrega a su banda con la complicidad de policías municipales y empleados de las empresas de seguridad privada ferroviaria. “El patrón del relato de nuestros connacionales es muy similar en todos los casos, siempre con el objetivo de extorsionar a los familiares para obtener un rescate, sin la certeza de si las personas van a ser liberadas o no. Tenderíamos a pensar que es una red que se dispersa por todos los demás estados”, dijo el cónsul al diario. Así sucedió en el caso de los ocho hondureños, entre ellos dos mujeres con dos niñas de cuatro y dos años de edad, que el pasado 24 de septiembre, 20 días después de abandonar su país, fueron secuestrados en su trayecto hacia Estados Unidos y llevados a una casa de seguridad. Una de las víctimas de nombre Santiago, trató de escapar pero fue sorprendido por sus captores quienes lo llevaron a un sitio en despoblado donde le dispararon y lo abandonaron, creyéndolo muerto. Santiago fue encontrado vivo por personas que lo auxiliaron y lo llevaron al Hospital Central, donde informó a las autoridades que el grupo con el que viajaba estaba cautivo en una casa en Villa de Pozos y acompañó a los agentes ministeriales al lugar. En el operativo efectuado el 26 de septiembre fueron rescatados tres hombres, dos mujeres y las dos niñas, así como cuatro integrantes del grupo delictivo, quienes habían pedido rescate a los familiares de las víctimas en Honduras y en Estados Unidos. Durante el encierro golpearon a sus víctimas y abusaron sexualmente de una de las mujeres. Tres de los detenidos resultaron ser hondureños nacionalizados mexicanos, y el cuarto es originario de ese país. De acuerdo con datos obtenidos por el cónsul –y que forman parte de una investigación iniciada por la Procuraduría de Justicia del estado- el grupo fue infiltrado por otro supuesto migrante hondureño desde Tula, Hidalgo, y fue él quien avisó a sus cómplices para que interceptaran al grupo al arribar a San Luis. En el camino, el infiltrado supuestamente iba comunicándose con sus familiares, les informaba por dónde iban y dónde se quedarían a dormir, pero en realidad reportaba a sus cómplices su ubicación para facilitar el secuestro. Tras su rescate, el grupo fue auxiliado por la Comisión estatal de atención a víctimas y el Consulado general de Honduras. La Procuraduría potosina informó que la investigación apunta a la complicidad de los agentes de seguridad ferroviaria en estos secuestros. En mayo del 2013, cinco integrantes de un grupo de origen hondureño identificado como “Los negros” fue capturado en Irapuato, Guanajuato, cuando mantenía a ocho inmigrantes centroamericanos encerrados en cinco casas de seguridad y en dos habitaciones de un hotel ubicado en la salida a León, en las que también se encontraron armas. La Dirección de Seguridad Pública irapuatense informó que agentes de esta corporación circulaban en una patrulla cuando fueron abordados por un hondureño, quien les pidió ayuda y les narró que había logrado escapar de un secuestro. De acuerdo con la información de la Policía Preventiva, los detenidos confesaron ser parte de una banda conocida como “Los negros”, los cuales se dedican a extorsionar y a secuestrar migrantes centroamericanos en su tránsito por esta ciudad, en la zona de las vías del ferrocarril (Con información de Verónica Espinosa).

Comentarios