Pide PRD destitución de diputado-alcalde de Valle de Chalco

lunes, 2 de noviembre de 2015
TOLUCA, Edomex. (apro).- Por violar la Constitución y los estatutos del PRD al mantenerse al frente de la administración municipal de Valle de Chalco, la Secretaría General de ese partido en el Estado de México solicitó formalmente a la Comisión Nacional Jurisdiccional la expulsión del diputado local con licencia Jesús Sánchez Isidoro. Octavio Martínez, titular de esta dependencia perredista, precisó que el recurso se promovió el pasado 28 de octubre y confió en que será resuelto en no más de 15 días. Al retomar la alcaldía, recordó, Sánchez Isidoro desacató un fallo del Tribunal Electoral de Estado de México (TEEM) que ordenó la toma de protesta como presidente municipal sustituto hasta el 31 de diciembre de 2015 a Fernando Ruiz Razo, su suplente, dado que el primero tomó protesta como diputado local el pasado 4 de septiembre. Además, acusó, violó el artículo 120 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México, pues “no pueden ser miembros propietarios o suplentes de los ayuntamientos... los diputados a la Legislatura del Estado que se encuentren en ejercicio de su cargo”. De acuerdo con Martínez, el alcalde violó el artículo 145 de la propia carta magna local que dispone que “nunca podrán reunirse en un solo individuo dos empleos o cargos públicos del Estado o de los municipios... Ningún individuo podrá desempeñar dos cargos de elección popular, pero el electo podrá optar de entre ambos el que quiera desempeñar”. La Constitución Política, prosiguió, réplica ambas disposiciones en sus artículos 62 y 125. El dirigente partidista destacó que Sánchez Isidoro violentó el artículo 18 de los estatutos del partido con su conducta, pues esta disposición obliga a los afiliados a "desempeñar con ética, diligencia y honradez, cumpliendo en todo momento las disposiciones legales que rigen la vida del partido, los cargos que se le encomienden, así como las funciones de carácter público". Además dispone que los afiliados deben “desempeñar los cargos de representación popular para los cuales fueron electos, respetando en todo momento la declaración de principios, línea política, el programa del partido y el estatuto”. Incluso, les mandata “abstenerse de apoyar a personas, poderes públicos o agrupamientos que vayan en contra de los objetivos y línea política del partido”. El secretario general del PRD en el Estado de México, Octavio Martínez, acusó que con su conducta Sánchez Isidoro “parece responder y apoyar los intereses del PRI-Gobierno, nunca ha tenido buena comunicación con el sol azteca y es hermano del priista David, exalcalde de Coacalco, por lo que ‘está más cerca’ del PRI". Su afán de aferrarse a la alcaldía de Valle de Chalco sobre la ley, continuó, puede sustentarse en la presunción de algunos integrantes del cabildo en el sentido de que existen irregularidades financieras por alrededor de 160 millones de pesos, entre compromisos con proveedores, deudas con prestadores de servicios y promesas de bonos de retiro a los ediles que solaparon el regreso de Sánchez Isidoro a la administración municipal. Por tanto, insistió, es necesario que se le sancione incluso por la vía penal, pues “no tiene fuero –porque solicitó permiso como diputado local–, está violando la Constitución, incurre en uso y abuso de autoridad, y como no es legalmente alcalde, también incurre en malversación de recursos públicos. Su administración no es legal ni legítima”

Comentarios