Amigos y compadres, los mayores beneficiados en el gobierno de Medina

lunes, 23 de noviembre de 2015
MONTERREY, NL (apro).- El expediente que prepara el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón contra su antecesor, Rodrigo Medina de la Cruz, evidencia que no sólo su familia engrosó la lista de ricos en la entidad, sino también sus amigos y compadres. De acuerdo con los documentos que se agregarán al legajo, Gretta Salinas Margáin, esposa de Medina, ofreció contratos millonarios a su comadre Ana Catalina Canales y al marido de ésta, José Manuel Casado Grajales, lo que permitió a la pareja dejar su pequeño casa en la zona de Tapiquito y mudarse a una mansión ubicada en una exclusiva colonia de San Pedro Garza García. Una fuente que revisa la información señaló a Apro que en el desorden financiero del gobierno anterior está la mano de Humberto Medina Ainslie, padre del exmandatario, pero también la de la esposa de éste, quien ordenó al secretario de Finanzas que adjudicara contratos millonarios a sus amigos y compadres sin pasar por licitaciones. La principal beneficiada con esos contratos fue Ana Catalina Canales –sobrina del exgobernador y exsecretario de Economía, Fernando Canales Clariond–, quien fungió como secretaria personal de Gretta desde que su esposo inició su campaña política rumbo a la gubernatura y luego cuando se desempeñó como presidenta del DIF. Uno de los primeros contratos millonarios que la esposa de Medina de la Cruz asignó a su comadre fue la remodelación y decoración de la Casa de Gobierno, pero para ocultar esa información utilizaron a un amigo de su esposo: Ignacio Saldaña Bustamante, quien quedó registrado en el padrón de proveedores en la administración pasada. Posteriormente la sobrina de Canales Clariond abrió el salón de belleza “Vanitas”, ubicado en la colonia Lomas del Valle, mientras su esposo José Manuel Casado Grajales recibía contratos millonarios para dar mantenimiento a los vehículos oficiales, para lo cual abrió un taller mecánico nombrado “Sepromansa SA de CV”. El taller, ubicado en la calle Félix U. Gómez 2817 Norte, colonia Moderna, está registrado en el padrón de proveedores con el número 0981. Según documentos oficiales liberados bajo la Ley de Transparencia, Sepromansa llegó al extremo de dar “mantenimiento” hasta tres veces al mismo vehículo en un tiempo muy corto Posteriormente Medina de la Cruz recomendó a José Manuel Casado Grajales que ofreciera al gobierno la renta, mantenimiento y reparación de autos blindados, con lo que se convirtió en el proveedor consentido de la administración. Sus principales clientes fueron: Fuerza Civil y el comandante Felipe de Jesús Gallo, director de la corporación. El compadre de Medina de la Cruz compraba los autos blindados a dos empresas localizadas en el estado de México, una de ellas INVACO, ubicada en Lerma. “Ni ella (Ana Catalina Canales) ni su marido tenían trabajo antes del gobierno de Medina. En San Pedro todo mundo sabía que vivían de apariencias en una casita en Tampiquito y que él pedía dinero prestado. Bueno, pues ahora tienen mansión, a sus hijos en los mejores colegios y viajando por Europa en el verano, además de varios negocios y departamento en la Isla del Padre. Todo mundo en San Pedro sabe de donde salió el dinero”, comentaron a Apro conocidos de la familia Canales Casado. Amigos y compadres A raíz de la revisión que se hizo para conocer sobre las negociaciones realizadas con la empresa automotriz coreana Kia para que se estableciera en la entidad, se detectó que Bernando Castillón –el mejor amigo de Rodrigo Medina desde que cursaban la primaria– recibió información privilegiada al respecto. De acuerdo con los documentos, Castillón adquirió de manera anticipada terrenos donde se establecería la empresa Kia, mismos que compró a Oscar Cantú, actual alcalde del municipio de Apodaca, y pagó por ellos 55.3 millones de pesos. Posteriormente el amigo de Medina de la Cruz vendió los terrenos al gobierno estatal en 186.4 millones, según reportó el diario local ‘El Norte’. Gracias a sus negocios con el gobierno de Rodrigo Medina, Castillón edificó la cadena de restaurantes Súper Salads y Cabo Grill, con 42 sucursales, así como tres pastelerías Bakery en San Antonio y McAllen, Texas. Otro de los beneficiados con información privilegiada fue el padre de Medina de la Cruz, Humberto Medina Ainslie, quien junto con su esposa Rebeca de la Cruz Barrera y el actual alcalde de Guadalupe, Francisco Cienfuegos, se hicieron pasar como ejidatarios del municipio de Mina para adquirir ilegalmente terrenos ejidales donde se planean proyectos eólicos y la construcción de una cárcel federal. Con esas evidencias comienza a tomar forma la acusación penal contra el exgobernador Rodrigo Medina de la Cruz, ya que habría violado, entre otros, el Artículo 216 bis fracción III del Código Penal del estado de Nuevo León, que castiga el uso de “información privilegiada”.

Comentarios