Documentan 155 feminicidios en gobierno de Graco Ramírez

martes, 24 de noviembre de 2015
CUERNAVACA, Mor. (apro).- En lo que va del gobierno de Graco Ramírez se han documentado 155 feminicidios, sin contar el “registro negro”, alertó el Comité contra el Feminicidio en Morelos (Cocofem). En conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Ixlol Preciado Bahena, aseguró que la Alerta de Género emitida hace más de tres meses por el gobierno federal en ocho municipios morelenses “es sólo una simulación”, pues la violencia no se ha detenido. Según sus cuentas, de enero a la fecha se han registrado 42 asesinatos violentos de mujeres, lo que podría configurarse como “el año más violento” de la gestión del perredista, informó la activista. El gobierno morelense, añadió, ha demostrado un total interés y la imposición de su estilo “frívolo” para manejar un asunto tan delicado como la violencia de género. La integrante del Comité recordó que hace un año se conmemoró la fecha con la instalación de una “feria” en la Plaza de Armas, donde se hicieron cortes de cabello y arreglo de uñas gratis, así como clases de zumba encabezadas por la directora del Instituto de la Mujer Morelense Ivonne Velasco Rotuno. Dichas actividades fueron duramente criticadas por las organizaciones feministas y defensoras de los derechos de las mujeres pues argumentaron que “lo único que se hace con esas fiestas es reforzar los estereotipos que justamente causan la inequidad de género. Son incluso los que podrían estar detrás de la violencia”, condenó Patricia Bedolla, abogada defensora de los derechos de las mujeres. A ella se le atribuye la iniciativa que hace cinco años logró la tipificación del delito de feminicidio en la entidad. Las organizaciones que integran el Cocofem advirtieron que, a pesar de la alerta de género –decretada el pasado 10 de agosto–, las muertes violentas de mujeres continúan. De hecho, después de esa fecha se han registrado 14 feminicidios en los municipios donde opera la alerta. “Nos siguen matando. Siguen matando mujeres con una violencia recrudecida, equiparable al crecimiento de la inseguridad y de los índices delictivos”, lamentó Ixlol Preciado Bahena. La alerta, dijo, no ha funcionado “porque lo único que hacen las autoridades es tomarse fotos y salir en redes sociales, pero nunca dan resultados. Tenemos un alerta inoperante y no se ha dado cuenta el gobierno en sus tres niveles de qué es lo que tienen que hacer. Los gobiernos municipales no hacen nada, descaradamente aseguran que, como ya se van, ya no importa la muerte de una mujer más”. Las activistas montaron un performance en el que se tendieron en el suelo teñidas con tinta roja para exponer que los feminicidios continúan y la violencia en sus tipos y modalidades en contra de la mujer sigue a pesar de las alertas que no se han traducido en acciones concretas. “Cuando se agudiza la violencia, quienes terminamos pagando somos las mujeres, seguimos siendo las más vulnerables. Se ha recrudecido la violencia en los últimos dos meses. Han sido muy impactantes las formas en que las mujeres han sido asesinadas ante autoridades que no hacen nada. El mensaje es que en Morelos no pasa nada y que aquí se puede delinquir y quedar impunes”, afirmó. Preciado Bahena detalló que en el país, 63% de las mujeres de 15 años en adelante ha experimentado al menos un acto de violencia de género. Peor aún, en la mayoría de los casos el agresor es su pareja sentimental en su propia casa. Los municipios con índices más altos en este delito son: Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Puente de Ixtla, Temixco, Xochitepec y Yautepec. En éstos mismos opera la alerta de género declarada desde el pasado 10 de agosto. Las mujeres que son víctimas de la violencia, continuó la activista, “enfrentan una doble victimización: primero frente a su agresor, luego ante autoridades insensibles, que emiten comunicados de prensa con un lenguaje machista que las expone a una condena pública y una exagerada burocracia que les impone hasta 20 horas para denunciar a sus agresores”. Además, dijo, las autoridades filtran datos de las víctimas a la prensa, hecho que las pone en vulnerabilidad frente a sus agresores directos o a otros que se convierten también en sus agresores al burlarse de ellas. “Muchas veces, sabemos más de las víctimas, que de los agresores”, sostuvo. Ejemplo del incumplimiento y desconocimiento sobre la Alerta de Genero, destacó la activista, es la postura que el mismo gobernador Graco Ramírez ha sostenido al acusar que el mayor número de feminicidios se da en giros negros. “Dice (el gobernador) que los feminicidios se dan en los giros negros, cuando no es así: el feminicidio en Morelos y muchas de las agresiones contra las mujeres, se da dentro el hogar y aún si fuera así, en esos casos, hay que tener justicia para ellas. En Morelos, a las mujeres las asesinan y agreden en sus casas”, concluyó.

Comentarios