Investiga la Fepade a exfuncionario en Colima

miércoles, 25 de noviembre de 2015
COLIMA, Col. (apro).- La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) inició investigación contra el extitular de la Secretaría de Desarrollo Social del estado (Sedescol), Rigoberto Salazar Velasco, por el presunto uso de programas sociales a favor del PRI en la pasada elección de gobernador. Por la misma razón el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló la elección. El actual representante de la Sedescol, Rubén Pérez Anguiano, señaló que en los últimos días agentes del Ministerio Público de la Fepade le han requerido información correspondiente a los programas que maneja la dependencia y la participación en ellos de los funcionarios de la administración anterior. Según los decretos respectivos del Presupuesto de Egresos del estado desde el año previo a la elección de gobernador de junio pasado, el gobierno de Mario Anguiano Moreno triplicó la asignación de recursos presupuestales a esa dependencia, de 23.7 millones de pesos en 2013 a 69.5 millones en 2014. Esta última cifra prácticamente se repitió en el ejercicio 2015, con un ligero incremento a 69.8 millones. No obstante Pérez Anguiano dijo haber encontrado a su llegada a la dependencia que algunos recursos federales no se habían ejercido y que se canalizaron hacia otras instancias como la Secretaría de Desarrollo Urbano o la Secretaría de Planeación. Según el titular de la Sedescol, hubo “un abandono progresivo de funciones que implicó un debilitamiento general de la Secretaría” que de ser muy importante hace algunos años “se convirtió en una Secretaría que ya no ejercía una influencia real en el desarrollo social de la entidad”. Datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) revelan que en 2008, año previo al inicio del gobierno anguianista, Colima ocupaba el primer lugar entre los estados con menores niveles de pobreza extrema, con 1.5%. Seis años después, en 2014, cayó al séptimo sitio con 3.4%, por debajo de Nuevo León (1.3%), Distrito Federal (1.7%), Aguascalientes (2.1%), Baja California (3.1%), Jalisco (3.2%) y Sonora (3.3%), de acuerdo con la misma fuente. Así mientras en ese periodo el promedio nacional de pobreza extrema disminuyó de 10.6 a 9.5% en Colima la proporción de habitantes en esa situación creció a más del doble. En relación con la cifra de colimenses en pobreza extrema, ésta se elevó alrededor de 150% pues en 2008 eran sólo nueve mil 800 personas ubicadas dentro de esa categoría y en 2014 el número llegó a 24 mil 400.

Comentarios