Muertes de reos apuntan a consumo de heroína adulterada: CDHEC

lunes, 30 de noviembre de 2015
COLIMA, Col. (apro).- El consumo de heroína adulterada pudo ser la causa del fallecimiento por hepatitis de cinco presos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad, consideró el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), Sabino Hermilo Flores Arias. De acuerdo con la Secretaría de Salud y Bienestar Social (SSyBS) se detectaron 20 casos de hepatitis entre los reclusos, de los que 10 requirieron hospitalización y cinco fallecieron por insuficiencia hepática aguda (hepatitis tóxica). En el caso de las muertes, señaló la dependencia en un comunicado, “se estudia la posible aceleración de la sintomatología hepática por el consumo de sustancias ilícitas, las cuales pudieron ser rebajadas o alteradas con materiales o productos tóxicos”. Por su parte el titular de la CDHEC reveló este lunes en rueda de prensa que aunque está comprobado que algunos de los internos que presentaron ese cuadro sí padecían hepatitis, no todos los fallecidos resultaron positivos para esa enfermedad. Según el ombudsman estatal la causa podrían ser las sustancias que consumieron “sin embargo está en proceso todavía ese examen”. Informó que de acuerdo con las indagatorias realizadas por él mismo en el reclusorio, algunos internos con los que se entrevistó le confiaron que adquieren cada dosis de heroína dentro del penal en un precio de cinco o 10 pesos. “Ellos mismos reconocieron que para aumentar el volumen de la droga los que se las vendían las rebajaban con otras sustancias, algunos mencionaron la papaína, el paracetamol y otras sustancias que hacían rendir la droga y eso la abarataba”, relató. El ingreso de la heroína al Cereso, dijo el ombudsman, es realizado por algunos familiares en sus genitales, donde no llega la revisión ordinaria. La SSyBS indicó por su parte que como resultado del brote de hepatitis, 10 reclusos están todavía siendo atendidos en el centro penitenciario por personal médico de la institución, sin que hasta la fecha sea necesaria su hospitalización. “Al no adquirirse la enfermedad por el contacto cotidiano, no ha sido necesario su aislamiento, únicamente se les trasladó a dormitorios cercanos a la unidad de salud del Cereso, para una mejor atención”, añadió. Hasta el momento, precisó, no se ha presentado ni un solo caso de Hepatitis A, que es la única que se transmite por vía fecal-oral, principalmente a través de agua o alimentos contaminados, pues todos los casos corresponden a la B y C. Refirió que se realizó medición de la cloración del agua, el uso final de excretas y aguas negras encontrándose dentro de la norma, se tomaron muestras de alimentos y los resultados se entregarán la próxima semana. Asimismo, el laboratorio estatal de Salud Pública realizó tomas de muestras de hepatitis B y C, entre otras, con los reportes ya señalados y se realizarán más pruebas a pacientes hasta terminar con el grupo a estudiar. El Centro Estatal Contra las Adicciones (CECA) envió a su vez personal médico y de psicología para realizar intervenciones de prevención, promoción y atención de las adicciones a quienes de manera voluntaria se integran a grupos de recuperación. Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública informó que se han reforzado las medidas de seguridad, vigilancia, control interno así como del acceso al centro penitenciario.

Comentarios