Se impone PRD a PRI en Tixtla; participación ciudadana fue de 49.25%

lunes, 30 de noviembre de 2015
TIXTLA, Gro. (apro).- El candidato del PRD a presidente municipal, Hossein Nabor Guillén, lleva la delantera en la elección extraordinaria con una ventaja de poco más de mil votos frente a su más cercano oponente, Saúl Nava Astudillo, del PRI. Más tarde el líder estatal del PRI, José Parcero López, admitió que el resultado preliminar, tras contabilizar 80% de las actas de escrutinio de sus representantes de casilla, no favorecía a Nava Astudillo; sin embargo, dijo que aguardarán a que el Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC) dé a conocer el resultado final de los comicios extraordinarios realizados ayer domingo. De acuerdo con el cómputo del Programa de Resultados Preliminares (PREP), del total de las 53 casillas instaladas, los resultados fueron: Para el PAN, 213 votos; PRI, 4 mil 770; PRD, 5 mil 914; PT, 508; PVEM, 231; Movimiento Ciudadano, 221; Panal, 156; Morena, 687; Partido Humanista, 254; la coalición PRI-PVEM-Panal, 94; PRI-PVEM, 92; PRI-Panal, 39; PRD-PT-PAN , 4; PRD-PT , 127; PRD-PAN, 191, y PT-PAN, 43. El cómputo oficial se realizará el próximo miércoles en la sede del distrito 24, en Tixtla, donde se entregará la constancia de mayoría al candidato triunfador, informaron autoridades del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). En esta elección caracterizada por la vigilancia policiaca vía aérea y terrestre, el porcentaje de la participación ciudadana alcanzó apenas el 49.25%de la lista nominal. En cuatro casillas se reportaron inconsistencias. La elección realizada este domingo transcurrió de manera pacífica y no se reportaron incidentes graves como los ocurridos el pasado 7 de junio, cuando padres de los 43 normalistas desparecidos de Ayotzinapa, estudiantes y activistas impidieron de forma violenta la jornada electoral. En esta ocasión, sólo se reportó la detención de dos personas que de manera indebida portaban listados nominales. Ambos fueron puestos a disposición de autoridades electorales y obtuvieron su libertad mediante el pago de una fianza, informó personal de la Fiscalía Especial para la atención de delitos electorales. La jornada electoral de este domingo se desarrolló en un contexto de miedo y convulsión, tras la masacre de policías comunitarios registrada el jueves pasado, así como en medio de una serie de acusaciones entre dirigentes del PRI y PRD por supuestos actos de corrupción, reparto de dádivas y uso de programas sociales.