Regidores enfrentan a edil de Calkiní por 'reciclar” a funcionarios priistas

miércoles, 4 de noviembre de 2015
CALKINÍ, Camp. (apro).- Tras una jornada de forcejeos que iniciaron durante la madrugada, regidores y militantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) dieron un ultimátum al alcalde Emiliano Canul Aké para destituir a nueve directores de la pasada administración priista que “recicló” en su gabinete, y también le exigieron transparentar las cuentas del exedil priista Víctor Hugo Rodríguez. Canul Aké, renunció al PRI poco antes de que iniciara el pasado proceso electoral y llegó a la alcaldía impulsado por la disidencia magisterial a través del partido Morena, que arrasó en esta demarcación en todos los cargos que estuvieron en disputa en los recientes comicios. A un mes de asumir el encargo, la nueva administración no ha terminado de instalarse debido a que el alcalde terminó por alinearse con el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas y proteger a su antecesor ratificando en sus cargos al gabinete anterior y así impedir que se destapen las irregularidades detectadas en el manejo de recursos. El conflicto subió de tono luego de que la noche del martes pasado, en sesión de cabildo, los regidores del Morena rechazaron nuevamente la iniciativa del edil para solicitar recursos federales a fondo perdido para cubrir los pasivos que heredaron de la pasada administración y le exigieron por escrito la destitución de los nueve directores priistas que bloquean las auditorías. A la medianoche, pobladores de Calkiní encabezados por militantes del Morena sitiaron el palacio municipal para presionar al edil y respaldar a los regidores del Morena. Ante el intento de los inconformes por entrar al inmueble, el munícipe accedió recibir una comisión. Transcurridas las horas, su demanda no fue atendida y los ánimos se exacerbaron a tal grado que dentro del inmueble el munícipe llegó a golpear a una regidora. La comisión nunca fue atendida. En cambio, antes del amanecer, el alcalde solicitó la intervención de la fuerza pública para salir del palacio municipal. En un primer intento, un pequeño grupo de policías municipales intentó sacarlo discretamente por la puerta de atrás, pero al detectar el movimiento la turba lo impidió. De repente se armó un primer zipizape en el que el director de Obras Públicas, Tomás Huchín, se lanzó a golpes contra el reportero Ronny Aguilar cuya cámara estrelló contra el suelo. En respuesta a esa agresión los inconformes corretearon al funcionario por la avenida principal pero logró refugiarse en un predio particular de donde fue rescatado horas más tarde por la policía estatal que lo llevó escoltado por patrullas hasta su casa. El alcalde fue rescatado por decenas de antimotines de la Policía Estatal Preventiva que llegaron al palacio municipal y por  la fuerza lo sacaron. Los cabildantes del Morena y directivos estatales de ese partido se trasladaron por la tarde al sitio para calmar los ánimos y buscar una negociación entre las partes pero Canul AKé y sus directivos se mantuvieron escondidos. El palacio fue liberado por la tarde y hasta la noche permanecía vacío. Un grupo de regidores de Morena llegaron para entregar su escrito con la petición al alcalde de destituir a los regidores pero no hubo quien recibiera el documento. Al respecto, el dirigente estatal del Morena Manuel Zavala Salazar, comentó que ese instituto político tiene claro que llegó a gobernar el municipio para todos, sin distingos de partido, y destacó que la postura de los regidores va más allá de posiciones partidistas. “Lo que ofreció Morena en campaña fue no robar, no mentir y no traicionar, y eso es lo que intenta cumplirle al pueblo. Si esos funcionarios que el alcalde intenta mantener van en contra de la ley, deben salir. “Nosotros como partido estamos siendo respetuosos de la autonomía municipal, pero insistiremos en que en este caso es necesario sentarse a dialogar para resolver el conflicto”, dijo. No obstante, destacó que pese a los intentos el alcalde se ha negado. Hasta la noche de este miércoles prevalecía la tensión en el municipio. Po otra parte, al otro extremo del estado, en Palizada, municipio que ganó el PAN, el alcalde Pedro Ayala, fue sorprendido por trabajadores municipales quienes se manifestaron para exigir se les pague las dos quincenas que se les deben. El palacio permanece cerrado y sin servicios por disposición de la autoridad municipal. En ese municipio el candidato del PRI fue quien ahora es el secretario de Gobierno, Carlos Miguel Aysa González.  

Comentarios