Abrirá Fiscalía expedientes de cuerpos sepultados en fosas clandestinas de Morelos

domingo, 8 de noviembre de 2015 · 16:55
CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Mientras la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Morelos (CEDHM) confirmó irregularidades en el predio donde se ubican las fosas en Tetelcingo, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) anunció que pondrá a disposición del público las carpetas de investigación y expedientes de los cuerpos que aparecieron en el video publicado la semana pasada. En un comunicado de prensa, la Fiscalía informó que en la fosa fueron inhumados 105 cadáveres en principio, y que luego de la información que se ha publicado al respecto, puso “a disposición para consulta derivada del interés de cualquier institución, organismos defensores de derechos humanos o de atención a víctimas”, las carpetas de investigación de los 103 restantes, pues uno de ellos, el de Oliver Wenceslao Hernández, y el de otra persona, fueron entregados a sus familiares. Además, la dependencia informó que “se encuentran abiertas dos carpetas de investigación por las probables omisiones cometidas, y en su caso, se procederá a la aplicación de las sanciones correspondientes”. Negó que las fosas sean ilegales y que “aclara” que se encuentran en “un panteón administrado bajo el régimen de usos y costumbres en la comunidad de Tetelcingo”, ubicada al norte de Cuautla, en la zona oriente de Morelos. De los 103 cuerpos restantes que se encuentran inhumados en la fosa que llama “comunal”, la Fiscalía “recalca que cada uno cuenta con el respaldo de una carpeta de investigación en la que se precisan datos como causas de muerte, edad, sexo, así como la muestra de genética y dactiloscopia entre otros, mismos que son compartidos con instancias de justicia de todo el país”. La CEDHM confirma irregularidad Por su lado, la CEDHM confirmó las irregularidades en el predio en el que la Fiscalía inhumó 149 cadáveres, según versiones de testigos, en la comunidad de Tetelcingo. Además de carecer de una barda perimetral, el lugar no cuenta con alumbrado público y no hay oficinas de atención al público. Al concluir la inspección ocular, personal del organismo dio a conocer que la zona también carece de los servicios de agua potable y drenaje; de igual forma por dicho predio atraviesa un camino de zaca, lo que hace presumir que carece de requisitos mínimos para su funcionamiento. En el transcurso de esta semana, el organismo defensor hará un desglose del expediente 190/2015-2 para profundizar sobre la existencia y funcionamiento de esta fosa común. El 4 de marzo del 2015 la comisión recibió una queja en la Visitaduría Regional Oriente, promovida por María Concepción Hernández Hernández, quien señaló posible violación a los derechos fundamentales de la víctima e irregular integración de la carpeta de investigación por el asesinato de su hijo, Oliver Wenceslao Hernández. En la carpeta relativa al homicidio de Oliver, se establecía como desconocido el cuerpo, posteriormente se encontró una credencial que acreditó la identidad. Además, se realizó una prueba de ADN que confirmó que se trataba del joven empresario. De acuerdo a la comparecencia desahogada por la familia, las autoridades investigadoras del caso, le solicitaron resguardar el cuerpo de Oliver afín de realizar mayores indagatorias encaminadas a la obtención de pruebas que ayudaran a esclarecer el caso. La familia aceptó la solicitud de las autoridades. En diciembre del 2014, ya con la figura de Fiscalía General del Estado, los familiares de Oliver fueron informados que los restos del joven habían sido inhumados en una fosa común localizada en un predio de la comunidad de Tetelcingo; esto desde el mes de marzo de ese mismo año. Por ello, los familiares solicitaron la exhumación de los cuerpos de esa fosa común para recuperar el de Navarrete Hernández. La autoridad aceptó la solicitud y exhumó alrededor de 150 cuerpos, entre ellos el de Oliver Wenceslao en diciembre del 2014. En pasado mes de octubre, la comisión acordó girar oficios al Registro Civil 1 y 2 de Cuautla, Morelos a efecto de que informen si alguno de ellos tenía conocimiento de la inhumación de los restos del finado en el predio de Tetelcingo. Este peritaje evidenció la manipulación de firmas, con lo cual se acredita que la autoridad investigadora, así como los responsables de la coordinación de servicios periciales, están manipulando los medios de prueba e información que integran la carpeta de investigación número CT-UIDD-A/586/2015, con la finalidad de encubrir a los responsables del delito que la madre de Oliver denunció. La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos se encuentra por resolver el expediente de queja 190/2015-2 en relación a las actuaciones y omisiones de las autoridades en las carpetas de investigación relacionadas a la privación ilegal de la libertad y posterior homicidio del joven Oliver Wenceslao Hernández.