Liberan a defensores del patrimonio cholulteca

martes, 1 de diciembre de 2015
SAN PEDRO CHOLULA, Pue. (apro).- El abogado Adán y su hijo Paul Xicale fueron liberados esta noche bajo caución, tras poco más de un año de estar encarcelados por oponerse a la construcción de un parque que pretende llevar a cabo el gobierno de Rafael Moreno Valle en las inmediaciones de la Gran Pirámide y del Templo de la Virgen de los Remedios. “Cholula no se vende, ni se venderá, porque Cholula ha sido viva y es digna”, afirmó el abogado Xicale ante decenas de personas que desde las 10 de la mañana esperaban a las afueras del penal de esta ciudad y que, a su salida –poco después de las 8:40 de la noche- los recibieron con música, confeti, carteles de agradecimiento, porras, abrazos y lágrimas. Al salir del reclusorio, los Xicale portaban camisetas que decían “Inocente comprobado” y “totalmente absuelto”, mientras que los cholultecas gritaban la consigna que ha acompañado por más de un año a este movimiento: “Cholula no se vende, se ama y se defiende”. Los Xicale, junto con los hermanos Primo y Albino Tlachi, fueron apresados la madrugada del 7 de octubre cuando participaban en un plantón a las afueras de la presidencia municipal de San Andrés, a fin de exigir la cancelación del parque que, aseguran, atenta contra las tradiciones y riqueza arqueológica y cultural del pueblo cholulteca. Aunque los Tlachi fueron absueltos de cargos desde marzo de este año, los Xicale fueron mantenidos en prisión pese a que estaban sujetos al mismo proceso judicial y a que después volvieron a ganar otros recursos. Incluso, cuando lograron ganar la revisión del amparo, el Ministerio Público les notificó una nueva orden de aprehensión por otro expediente que se basaba en los mismos hechos y con las mismas acusaciones de funcionarios y policías municipales. Bajo los mismos cargos y procesos, se mantienen vigentes órdenes de aprehensión en contra de otros 10 integrantes del movimiento “Cholula Viva y Digna”, que desde entonces han tenido que ocultarse para evitar su aprehensión. Al dirigir un mensaje tras su excarcelación, Adán dijo que se mantendrá en lucha en contra del parque de las Siete Culturas que aún insiste en construir el gobierno de Moreno Valle, por lo que retó al alcalde de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano, que muestre los estudios y permisos que lo respaldan. “Retamos al señor Leoncio Paisano a que muestre los permisos de construcción del parque y tiene que demostrar la factibilidad del uso de suelo, porque sabemos que ahí no hay, porque ahí hay patrimonio arqueológico, ahí hay la riqueza de todos nosotros, no sólo de los cholultecas, sino de todos los mexicanos y de todo el mundo”, recalcó. Agradeció a los activistas, agrupaciones, académicos y universidades que han ayudado a difundir el caso de destrucción de patrimonio que pretende llevar a cabo el gobierno poblano y que además han evidenciado que el encarcelamiento de él y su hijo se trató de una represión política. De hecho, afuera del penal se congregaron algunos de los arqueólogos, antropólogos e historiadores que han sustentado la inviabilidad de la construcción del parque turístico sobre suelos ricos en vestigios arqueológicos. De nueve cargos que les fincaron en dos procesos que les iniciaron, los Xicale fueron absueltos de siete de ellos y sólo se mantiene el proceso por los supuestos delitos de motín y daño en propiedad ajena a la presidencia municipal. Josué Xicale, otro de los hijos de Adán quien llevó la defensa jurídica, informó que el juzgado fijó este día una fianza de 25 mil pesos a cada uno. “Siempre hemos sido inocentes”, expresó Adán, “ustedes saben que esos delitos que nos acusan nunca los cometimos”. Acusó que en Puebla el poder judicial es usado como instrumento de represión del gobernador Moreno Valle, para obligar a los activistas a que no opongan resistencia a sus proyectos y programas de gobierno. Xicale convocó a los integrantes del movimiento a “cerrar filas” para seguir la lucha y para exigir la liberación de otros presos y perseguidos políticos del gobierno estatal. A la vez, responsabilizó al mandatario panista de cualquier atentado que pudieran sufrir. “Desde acá les decimos que nosotros no tenemos ningún problema con personas particulares y si sufrimos algún atentado no va a ser de ningún particular, es de allá de Casa Puebla”. Con la voz quebrada, Paul Xicale, de 25 años de edad, agradeció el apoyo de los integrantes de la agrupación “Cholula Viva y Digna” que mantuvieron la lucha tanto en contra del parque como en exigencia de la liberación de ambos activistas. “Quiero reconocerles a ustedes lo que han hecho, porque gracias a ustedes estamos aquí, dándonos un abrazo libres, libres, aunque siempre fuimos libres”, expresó. A su salida de la cárcel, los Xicale encabezaron una caminata hasta la Parroquia de San Andrés, que justo hoy celebra su fiesta, para participar en una misa en la que se sumaron cientos de habitantes de los dos Cholulas.

Comentarios