Rechaza PGJ de Puebla que hubiera encañonado a niños en detención de activista

viernes, 11 de diciembre de 2015
PUEBLA, Pue. (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) rechazó que policías ministeriales hubieran encañonado a un grupo de niños y a un sacerdote durante la detención de Xihuel Sarabia Reyna, hijo de Rubén Sarabia Sánchez, ‘Simitrio’, dirigente de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre”. En un comunicado, la dependencia estatal asegura que la detención de Xihuel se realizó en estricto apego a derecho. “En ningún momento se encañonó a persona alguna, y mucho menos a menores de edad, como se ha pretendido dar a conocer”, precisa. Integrantes de la agrupación “28 de Octubre” anunciaron que presentarán quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Arzobispado de Puebla e inclusive el Vaticano por la actuación de los elementos de la PGJ, quienes en plena misa ingresaron a la iglesia de San Antonio Padua para detener a Xihuel Sarabia, el pasado miércoles 9. De acuerdo con testigos, al menos 30 policías ministeriales encañonaron a niños y al sacerdote del templo durante el operativo, y en su cuenta de Facebook la UPVA presentó un video en el que se observa cómo los agentes sacan con violencia a Xihuel Sarabia del interior del templo. También se ve a mujeres y menores de edad y a la niña que ese día celebraba su primera comunión. Hasta ahora la Arquidiócesis poblana no ha emitido una postura sobre esas acusaciones, porque el cura de la parroquia de San Antonio Padua de esta ciudad “no ha emitido ningún reporte”. En su boletín, la PGJ señala que el día de los hechos los agentes ministeriales hicieron del conocimiento de Sarabia que había un mandato judicial, por lo que su detención se llevó a cabo “en apego a derecho”, e insiste que las acusaciones en contra del dirigente de “la 28” derivan de su supuesta vinculación con narcomenudeo. “Cabe señalar que no es un dato aislado que Xihuel Sarabia Reyna esté señalado en actos vinculados con tráfico de drogas. En múltiples aseguramientos de gente dedicada a la distribución de droga y narcomenudeo existe información y declaraciones que lo vinculan directamente con dichas actividades ilícitas”, se lee en el comunicado. Advierte, asimismo, que “a partir de un análisis minucioso” del Centro de Operaciones Estratégicas (COE) especializado en investigación de narcomenudeo, y con base en declaraciones de narcomenudistas detenidos, se integran diversas averiguaciones previas en las que hay señalamientos de la venta de droga en el mercado Hidalgo, “bajo el control de Xihuel Sarabia Reyna y de sus allegados”. Añade: “La referida orden de aprehensión se obtuvo a partir del desahogo del cúmulo de pruebas que se encuentran sustentadas con dictámenes periciales y técnicos”. Y detalla que los cargos contra Sarabia Reyna se refieren a narcomenudeo en su modalidad de posesión de cocaína y mariguana con fines de comercio. Xihuel Sarabia es el cuarto integrante de la organización “28 de Octubre” detenido en el último año. El 19 de diciembre de 2014 fue encarcelado su padre, Rubén Sarabia Sánchez, fundador de la agrupación, y el 22 del mismo mes, cuando participaba en una marcha en la ciudad de México, policías ministeriales aprehendieron a Rubén Sarabia Reyna. Posteriormente, en junio de este año, fue arrestado Fernando Alonso Rodríguez, integrante del Comité Directivo de la agrupación, y existen alrededor de 20 órdenes de aprehensión contra Rita Amador, esposa de ‘Simitrio’. De acuerdo con la UPVA, Rafael Moreno Valle emprendió una campaña de exterminio en su contra, que incluye no sólo el encarcelamiento de sus dirigentes, sino también el desplazamiento de sus lugares de trabajo y el ataque con porros y agrupaciones “satélite”. Según Tonatiuh Sarabia, otro de los hijos de ‘Simitrio’, a principios de 2014 el gobierno estatal amenazó a su padre para que dejara de apoyar las movilizaciones sociales de Cholula y Chalchihuapan, así como las Juntas Auxiliares y demás protestas sociales contra las políticas y obras morenovallistas. Luego de que el líder de la UPVA se negó a atender esas advertencias, las autoridades poblanas desataron una serie de acciones contra los integrantes de la organización, quienes han sido objeto de hostigamiento y agresiones, incluso con armas de fuego, por parte de otras organizaciones de vendedores. Formada desde 1973, la UPVA es considerada por organizaciones no gubernamentales del país e internacionales como un auténtico bastión de la lucha popular por la defensa del derecho al trabajo y a la remuneración digna de sus agremiados.

Comentarios