Los cuerpos calcinados son de surfistas australianos, asegura el fiscal de Sinaloa

martes, 15 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- Sin esperar a que la Procuraduría General de la República (PGR) diera a conocer los estudios de ADN realizados a los cuerpos calcinados que se hallaron el pasado 20 de noviembre dentro de una camioneta en Sinaloa, el fiscal del estado, Marco Antonio Higuera Gómez, aseguró que se trata de Dean Lucas y Adam Russell Coleman, los dos surfistas australianos que arribaron de Baja California. "Aquí hicimos una colaboración con la Embajada de Australia. Ellos, a través de sus áreas respectivas, hicieron el ADN, se obtuvieron los perfiles genéticos y nos enviaron los resultados, se espera nada más lo que son las muestras físicas, esperamos tenerlas en las manos la próxima semana", explicó el fiscal. "Lo único que puedo decir es que sí son esas personas", subrayó en entrevista, y dijo que por razones de seguridad no podía dar a conocer la fecha en la que podrían ser entregados los restos. Según Higuera Gómez, en la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Sinaloa sólo están a la espera de que venga un oficial de la Embajada “para solicitar la entrega de los cuerpos". Asimismo, destacó que la dependencia ha realizado investigaciones para dar con el paradero de dos de los cinco presuntos homicidas de los surfistas que continúan prófugos. Después de las investigaciones, tres fueron aprehendidos: Julio César González Muñiz, Martín Rogelio Muñiz Ponce y Sergio Simón Benítez González. Los ciudadanos australianos Dean Lucas y Adam Russell Coleman desaparecieron el pasado 20 de noviembre al llegar a Sinaloa a bordo del ferri que desembarca en Topolobampo, Ahome, procedente de Baja California Sur. El 29 de noviembre, los familiares solicitaron a la PGJ su apoyo para localizar los dos surfistas que transitaban a bordo de una camioneta Chevrolet tipo Chevy Van. La dependencia dio a conocer que una unidad con esas características fue encontrada quemada con dos cuerpos en su interior, en el poblado Juan Aldama, y el 30 de noviembre Higuera Gómez confirmó que la camioneta estaba registrada a nombre de Adam Russell Coleman.

Comentarios