Acepta fiscal de Morelos recomendación de la CEDHM por fosas "clandestinas"

martes, 22 de diciembre de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- Javier Pérez Durón, fiscal general de Morelos, afirmó que acatará la recomendación emitida por la Comisión Estatal de Derechos Humanos local (CEDHM) sobre el caso de las dos fosas comunes en las que fueron inhumados los restos de 118 personas, entre ellos los del joven Oliver Navarrete. El domingo pasado la Comisión emitió una recomendación al gobernador Graco Ramírez, al fiscal general de justicia y a los integrantes de la Comisión Ejecutiva de Atención y Reparación a Víctimas del Estado de Morelos respecto del caso de Oliver quien fue secuestrado, asesinado e inhumado en una fosa clandestina junto con otros cuerpos. En entrevista con Noticias MVS, Pérez Durón afirmó que en las fosas fueron hallados 118 cuerpos, que dos ya fueron entregados a sus familiares y de los 116 cuerpos restantes 39 ya fueron identificados plenamente y se han realizado 70 muestras genéticas. El funcionario reiteró que investigan por qué los cadáveres no fueron entregados y detalló que se trata de personas que murieron en 2011, 2012 y 2013. También dio detalles de las dos fosas donde se encontraban los 118 cadáveres, que miden tres metros de ancho por seis de largo y cuatro de profundidad pero rechazó que se trate de fosas clandestinas porque existe la documentación correspondiente. Pérez Durón afirmó que se actuará conforme a Derecho en el caso de Oliver Navarrete. “Vamos a ser transparentes en todo el proceso (…) No tenemos nada que esconder”, expuso. En la recomendación emitida por la CEDHM, de la cual se informó a la familia de Oliver el viernes pasado, el organismo defensor de los derechos humanos recomienda al gobierno de Morelos reparar el daño a las víctimas, además de ofrecer garantías de que no volverá a ocurrir un hecho similar, así como realizar una serie de acciones para resolver el asunto de las fosas comunes. Entre las medidas más directas se encuentra la creación de una fiscalía especial. En específico ordena la constitución de un “departamento de identificación humana” que estará “bajo la supervisión de la Coordinación de Servicios Periciales”, y que llevará un control y registro para identificar adecuadamente los cuerpos de las víctimas en general. Entre otros aspectos, la CEDHM solicita que se desglosen los delitos que se cometieron al inhumar y exhumar el cuerpo de Oliver, así como de los otros cuerpos en la fosa irregular de Tetelcingo. Para ello debe crearse una fiscalía especial para la investigación de lo ocurrido el 28 de marzo de 2014, “que se garantice una investigación transparente, objetiva e imparcial y un adecuado acceso a la justicia para las víctimas y sus familiares”.

Comentarios