Grupo armado incendia tres unidades de transporte público en Chilpancingo

miércoles, 23 de diciembre de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Un grupo de sujetos armados incendiaron tres unidades de transporte público esta tarde en distintos puntos de la capital del estado. En los últimos días, suman seis los vehículos quemados, así como un chofer decapitado y tres más ejecutados. Informes oficiales refieren que cerca de las 18:00 horas, se reportó que una camioneta tipo Van del servicio público había sido incendiada en las inmediaciones de la colonia Lomas del poniente. Minutos después, se informó que dos unidades más también fueron quemadas en una calle cerrada de la colonia 21 de marzo, ubicada al extremo oriente de esta ciudad. En las acciones simultaneas participaron sujetos armados que interceptaron las unidades, sometieron a los conductores de los vehículos, obligaron a los pasajeros a descender, rociaron con gasolina los vehículos y les prendieron fuego. Sobre la ola de violencia que azota a la capital de la entidad y tiene su origen en la disputa de las zonas de producción y trasiego de heroína en la Sierra, el gobernador Héctor Astudillo ha declarado públicamente que no tiene conocimiento del motivo de la confrontación. El secretario de Seguridad Pública estatal, Pedro Almazán justificó su incapacidad para actuar contra las andas delictivas que operan impunemente en la capital argumentando que no existe denuncia formal ante las autoridades ministeriales. Ello a pesar de que en diferentes mensajes difundidos a través de narcomantas se ha señalado a Onésimo Castillo Adame alias "El Bombón" e hijo del comerciante y dirigente perredista Luis Castillo García como responsable de la ola de violencia en la Sierra y la ciudad de Chilpancingo. El señalamiento contra el presunto narcojunior llama la atención porque el gobierno de Astudillo mantiene a policías estatales como escoltas del perredista Luis Castillo. A su vez el director de tránsito municipal, Inocente Mojica, es un dirigente del sector transportista que ha sido vinculado de forma reiterada con el narco y varias de las unidades quemadas pertenecen a permisionarios que forman parte de su organización, indican reportes oficiales. Por su parte, el alcalde priista de Chilpancingo, Marco Leyva se ha limitado a decir que no puede hacer nada porque fue amenazado por la delincuencia.

Comentarios