Activista sinaloense denuncia amenazas de muerte

viernes, 4 de diciembre de 2015
México, D.F. (apro).- Mirna Nereyda Medina Quiñónez, una de las líderes del grupo denominado “Las Rastreadoras de El Fuerte”, que integra a familiares de personas desaparecidas en Sinaloa, denunció que policías municipales la amenazaron de muerte y le exigieron que buscara la manera de frenar la llegada de investigadores porque “les estaban calentando el terreno” a las autoridades. De acuerdo con información difundida por el diario ‘Noroeste’, la amenaza a Medina Quiñónez habría sido por su activismo en la zona norte del estado, que se centra en la búsqueda de personas desaparecidas. De acuerdo con la mujer, el pasado 27 de noviembre recibió una llamada “en la que me citaban para verme en cierto lugar con cierta persona, omito nombres y lugares por seguridad, pero aquí estaban unas personas que me estaban acompañando ese día que venían a firmar unos documentos que traían para la sicóloga. “Entonces yo les pedí que me llevaran al lugar donde me citaron y me dejaron ahí. Yo salí del carro porque la sicóloga los iba a atender a las cinco de la tarde, entonces yo llegué al lugar con esa persona que es conocida y me dijo: ‘¿me identificas?’, y yo le dije que sí, que sabía muy bien quien era, entonces me dijo: ‘tú sabes de lo que somos capaces y te vamos a pedir, a exigir, que dejes de traer a esas personas de México, a esos investigadores’, que como sabes andan investigando de PGR (Procuraduría General de la República)”. “Las Rastreadoras de El Fuerte”, que se formó el 11 de septiembre de 2014, busca a sus desaparecidos en distintos municipios del norte del estado, como Choix, El Fuerte y Ahome, lugares donde la Procuraduría General de Justicia (PGJ) ha asegurado que se concentra el 18.14% de las desapariciones en Sinaloa. El grupo de activistas y la PGR iniciaron expedientes alternos a los de la PGJ, lo mismo que ha sucedido con las investigaciones y la atención social, acciones que Medina Quiñónez relacionó con la amenaza que se le hizo. “Me dijeron que por favor, y me lo pidieron de favor, que a esa gente no la querían aquí porque les estaba calentando el terreno y que si no hacía caso que me iban a matar, y así como mataron a mi hijo también iban a matar a mi hijo más pequeño. “Entonces yo les dije que no solamente era una averiguación, que eran casi 120 y que no nada más venían por mi caso, pero a ellos no les importó, solo dijeron que no quieren ese tipo de personas que porque ya se les calentó el terreno”, puntualizó. Luego de la denuncia formal, el pasado miércoles 2, la PGJ asignó a un policía estatal para resguardar la integridad de de Mirna Nereyda Medina Quiñónez, según ‘Noroeste’.

Comentarios