Detienen a presuntos responsables del asesinato de un cura en Puebla

viernes, 4 de diciembre de 2015
PUEBLA, Pue. (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que detuvo a dos personas como presuntas responsables del homicidio del párroco de Cuyoaco, Erasto Pliego de Jesús, ocurrido el pasado 13 de noviembre. En un comunicado, la dependencia destacó que Rogelio y Yahir habrían matado al sacerdote porque uno de ellos tenía un adeudo con él y pretendía recuperar un pagaré que le había firmado. El cuerpo del religioso fue localizado el 17 de noviembre en un paraje del ejido “El Silbato”, del municipio de Nopalucan, con señales de golpes y tortura. Cuando notaron la ausencia de Pliego, los feligreses de Cuyoaco lo reportaron como desaparecido y distribuyeron carteles en diversos medios locales para pedir ayuda para su localización. El cura fue visto por última vez el 12 de noviembre, cuando dos sujetos, supuestos exseminaristas, llegaron a buscarlo a la parroquia. De acuerdo con la PGJ, se trata de Rogelio y Fair, quienes a bordo de un Chevy guinda con placas TYH-4385 del estado de Puebla llegaron ese día al curato de la iglesia de Cuyoaco, “donde estuvieron conviviendo por varias horas con Pliego de Jesús, ya que eran conocidos”. Destacó que una de las personas tenía un adeudo con el sacerdote, “por lo que en complicidad con el otro sujeto decidió privar de la vida al párroco para recuperar un pagaré que le había firmado”. Según esa información, la madrugada del 13 de noviembre ambos sujetos golpearon a Pliego y lo obligaron a abordar su camioneta Chevrolet Trax, pero antes de retirarse de la casa parroquial sustrajeron más de 60 mil pesos en efectivo, aparatos electrónicos y diversos pagarés. Posteriormente se trasladaron al paraje “El Silbato”, donde prendieron fuego al cuerpo del sacerdote y después abandonaron la camioneta de la víctima en el municipio de Atlixco. La dependencia afirmó que para resolver ese crimen se realizaron diversas diligencias ministeriales, como testimonios, la aplicación de la prueba "blue star" para detectar rastros de sangre, muestras dactilares, análisis de la información y material obtenido de cámaras de videovigilancia, además de la recolección de indicios que fueron embalados para su examinación. La Policía Ministerial detuvo a los presuntos responsables y los consignó ante el juez penal bajo los cargos de homicidio calificado. Según el comunicado de la PGJ, la averiguación previa 2948/2015/Tepeaca sigue abierta y continúan las indagatorias para determinar si hay más personas relacionadas en los hechos.

Comentarios