Grupo panista rompe relaciones con Margarita Arellanes

martes, 10 de febrero de 2015
MONTERREY, N.L., (apro).- Panistas agrupados en la llamada “Mesa Nuevo León”, que controla a ese instituto político en la entidad, rompió relaciones con la precandidata a la gubernatura, Margarita Arellanes Cervantes. De acuerdo con una fuente del partido, el grupo respaldará ahora a Felipe de Jesús Cantú Rodríguez en las elecciones internas que se realizarán el próximo domingo 15 en esta capital. La ruptura con Arellanes, dijo, se dio a raíz de que la alcaldesa con licencia incumplió acuerdos para repartir posiciones a los integrantes de la “Mesa”, encabezada por Zeferino Salgado Almaguer y el dirigente del PAN nuevoleonés, José Alfredo Pérez. Precisó que Arellanes se habría negado a entregar varios puestos al equipo de Salgado en caso de convertirse en gobernadora, entre ellos la Secretaría General de Gobierno. Y señaló que una de las primeras consecuencias de la ruptura –de la que la alcaldesa no ha dicho una sola palabra– fue la derrota que sufrieron el pasado domingo 8 dos allegadas de Margarita Arellanes: Irasema Arriaga, aspirante a diputada por el distrito 3, y Karina Rosas, por el distrito 7. La fuente sostuvo que la incapacidad del equipo de Arellanes por hacer que avanzaran las nominaciones de ambas candidatas evidencia la carencia de estructura para movilizar votantes. La ruptura coincide con la decisión de la alcaldesa regiomontana de cancelar el debate propuesto por su contrincante, Felipe de Jesús Cantú Rodríguez, quien en un video difundido en Youtube cuestionó a la precandidata, sin mencionarla por su nombre, y preguntó a qué le teme en la confrontación de ideas. El distanciamiento de Arellanes con el también denominado “Grupo san Nicolás” supone una reconfiguración en los comicios internos del próximo domingo, cuando 26 mil panistas en la entidad votarán a su candidato a la gubernatura para las elecciones del 7 de junio. Hasta la semana pasada, el triunfo de Margarita Arellanes Cervantes parecía seguro, ya que la “Mesa Nuevo León” manipula desde la dirigencia estatal el padrón de panistas y, además, tiene controlada la nómina de municipios panistas, entre ellos San Nicolás y Santa Catarina. Ahora, con el apoyo que Salgado Almaguer dará a Cantú Rodríguez, el panorama se complica para la alcaldesa, quien durante todo el proceso interno –desde que solicitó licencia, el pasado 24 de diciembre– ha dependido de la estructura electoral controlada por la “Mesa”. No obstante, Arellanes aún maneja la nómina municipal de esta capital, y a lo largo del proceso se ha denunciado que su equipo presiona con amenazas de despido a los empleados de filiación panista si no votan por ella. Además de Salgado y Pérez Bernal, el grupo que controla el PAN en Nuevo León está integrado por el senador Raúl Gracia, los diputados federales Víctor Fuentes y Fernando Larrazábal, y el alcalde de Santa Catarina, Víctor Pérez. La existencia de la “Mesa Nuevo León” nunca ha sido formalmente reconocida, incluso el pasado jueves 5, durante una visita a esta ciudad, el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, subrayó que la supuesta creación de un grupo que manipula el partido en la localidad es “un mito urbano”. No obstante, el mismo Madero ha sido acusado de pactar el reparto de candidaturas entre sus allegados.

Comentarios