Inhabilita la Contraloría de Tabasco a operador de Federico Madrazo

jueves, 12 de febrero de 2015
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Por pretender registrar a su nombre la titularidad de una marca industrial del gobierno, siendo director general de Energía (DGE), la Secretaría de la Contraloría del estado (Secotab) multó e inhabilitó por seis meses para ocupar cargos públicos al “madracista” Ariel Baltazar Córdova Wilson, considerado “brazo derecho” del comisionado nacional del PVEM en Tabasco, Federico Madrazo Rojas. Su presunto cómplice, Jorge Antonio Hernández Varela, jefe de Departamento de la DGE, sólo fue amonestado públicamente. Destacado priista “madracista”, Córdova Wilson se sumó en 2012 a la campaña de Arturo Núñez Jiménez, candidato perredista a la gubernatura. Al asumir el gobierno en enero de 2013, Núñez creó la DGE y designó a Wilson como titular, dependencia adscrita a la Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental (Sernapan). En junio del año pasado, Córdova Wilson renunció al cargo y se unió a Federico Madrazo Rojas –hijo del exgobernador Roberto Madrazo--, a quien la dirigencia nacional del PVEM pretendió imponer como dirigente estatal, pero la decisión fue impugnada ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por incumplir los requisitos. En enero pasado, finalmente Madrazo Rojas fue designado comisionado nacional del PVEM en Tabasco para el desarrollo de los procesos electorales federal y local de junio próximo. Este día, mediante un comunicado, la Contraloría estatal informó que el 2 de mayo de 2014 inició el procedimiento administrativo D-771/2014 en contra de Córdova Wilson y Hernández Varela por haber “abusado del ejercicio del cargo que les fue conferido”. También dijo que se acreditó que Córdova Wilson instruyó a su subordinado Hernández Varela para que llevara a cabo trámites y gestiones ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para obtener la titularidad de la marca y registro ENER SUR que previamente había sido solicitada por la DGE, de la cual era titular el acusado. Con estas conductas, añade el documento, “evidentemente no cumplieron con las obligaciones de legalidad, honradez, lealtad e imparcialidad que como servidores públicos tenían la obligación de observar y acatar”. Por lo anterior, el pasado 29 de enero la Dirección de Responsabilidades Administrativas de la Secotab resolvió fincar responsabilidad administrativa a Wilson y Varela por violación a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado. A Córdova Wilson –que aspira a una diputación federal o local en el PVEM-- se le suspendió seis meses para desempeñar cargo o comisión en el servicio público y se le aplicó una multa de 11 mil 48 pesos con 40 centavos. En cuanto a Jorge Antonio Hernández Varela, que aún ocupa el cargo de jefe de Departamento de la DGE, se le impuso la sanción de una amonestación pública. El exdirigente estatal y diputado local del PVEM, Patricio Bosch Hernández, exigió la expulsión de Córdova Wilson porque, acusó, su conducta como servidor público “mancha” al partido. Córdova Wilson anunció que se amparará y que la próxima semana fijará su postura al respecto. Federico Madrazo opinó que la sanción de la Contraloría no es más que un asunto “electoral”.

Comentarios