Encadenan a detenidos por faltas menores en San Luis de la Paz, Guanajuato

sábado, 14 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Personas detenidas por faltas menores en el municipio de San Luis de la Paz, Guanajuato son encadenadas de pies y manos en los separos de la Dirección de Seguridad Pública, según diversas imágenes difundidas en redes sociales y diversos medios de comunicación. Las autoridades de ese lugar justificaron estas acciones con el argumento de que lo hacen para evitar que los detenidos se suiciden o causen violencia en el interior de los separos policiacos. [gallery type="rectangular" ids="395919"] Según el portal El Semanario, de San Luis de la Paz, hace algunos días, un hombre fue detenido por consumo de sustancias prohibidas en la vía pública. Elementos de la Policía Municipal lo llevaron a los separos del edificio de operaciones en la esquina de Galeana y Juárez, en el centro de esa ciudad. El hombre cumplió su arresto administrativo de rodillas, con los brazos extendidos lejos de los costados y esposado de la muñeca derecha a una reja y de la izquierda a un barandal, como muestra la imagen que obtuvo dicha publicación. Los pasados 5 y 6 de enero, ese mismo medio publicó dos casos similares, en los que se mostraron imágenes de personas esposadas a las rejas de los separos postrados en el piso con apenas una cobija en las noches más frías del inicio de año. Sobre el primer caso del hombre esposado, el director de Seguridad Pública, Gerardo Rodríguez Trejo, dijo que el detenido, al que identifica como El Shagui, vecino de la comunidad Misión de Chichimecas de quien también dijo es remitido frecuentemente a los separos, fue esposado porque cada vez que es detenido “comienza a golpearse haciéndose daño, pues afirma que se quiere quitar la vida”. El jefe policiaco agregó que en 2013 y 2014 dos hombres se ahorcaron con cobijas en los baños, por lo que tienen que ser esposados. Sin embargo, luego de que el caso trascendió a diversos medios, Rodríguez Trejo y la coordinadora de oficiales calificadores, Magdalena González Otero, renunciaron a sus cargos. El alcalde interino, Saúl Lino Martínez, dijo que los funcionarios renunciaron para no interferir con las investigaciones. El edil indicó, según El Semanario,que se procederá a identificar a los responsables de los maltratos y el abuso de autoridad a través de los procesos correspondientes, pues cada funcionario tendrá que responder de manera individual por su responsabilidad administrativa, civil o penal, pues refiriéndose a la imagen difundida, afirmó que siendo tan contundente requiere precisar información, circunstancias de tiempo y de modo para identificarlos. Gustavo Rodríguez Junquera, procurador de los Derechos Humanos de Guanajuato, dijo que se abrió un expediente de oficio donde se investigará a fondo la situación de la corporación, mientras que las autoridades estatales anunciaron que se indagan los protocolos de actuación de la Policía Municipal en este caso.

Comentarios