Padres de los 43 piden apoyo en la UAG; anuncian que Ayotzinapa no reanuda clases

martes, 17 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Padres de familia de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa realizaron un recorrido por las aulas de las unidades académicas de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), ubicadas en Chilpancingo, para pedir apoyo a la comunidad estudiantil y académica. En dos autobuses, los familiares llegaron a la avenida Benito Juárez y luego se dividieron en varios grupos para iniciar su recorrido por los salones de clases. En la escuela de Enfermería 1, destacó Reforma, la mamá del normalista Bernardo Flores Alcaraz hizo un breve resumen de la situación que prevalece tras los hechos de Iguala. “Lo que dice la PGR es mentira, nuestros hijos no están muertos, ellos siguen vivos porque la Policía y el Ejército se los llevaron y el gobierno nos los tiene que regresar”, expresó. También dijo a los estudiantes que es necesario seguir la lucha porque si hace casi cinco meses desaparecieron a 43 jóvenes, en los días o meses siguientes podrían desaparecer más estudiantes. “Nosotros les pedimos que sigan apoyando nuestra lucha para conseguir que a nuestros hijos nos los regresen con vida”, planteó. La mujer informó que el lunes pasado el director de la Normal de Ayotzinapa, José Luis Hernández Rivera, dio a conocer que se iban a reanudar las clases en esta institución educativa. Sin embargo, contó que en común acuerdo, padres de las víctimas y normalistas de Ayotzinapa impidieron el regreso a clases. “Nosotros y los estudiantes decimos que sólo habrá clases en la escuela Normal siempre y cuando nos regresen con vida a nuestros 43 jóvenes”, advirtió. Durante el “brigadeo” por las aulas universitarias, los padres también repartieron volantes en los que señalan que a casi cinco meses de la desaparición de sus hijos, el asesinato de tres y lesiones a otros cinco, “no existen señales de justicia efectiva e imparcial, ni pruebas científicas contundentes que ofrezcan verdad, justicia e indiquen el paradero de nuestros desaparecidos”. La versión de la PGR, alertaron, de que sus hijos fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula, es una falsedad ya que la Procuraduría no cuenta con pruebas irrefutables que corroboren esta afirmación. Protesta magisterial También en Chilpancingo, maestros y trabajadores administrativos de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg) marcharon en demanda del pago de salarios. Los inconformes protestaron afuera del Congreso local, donde lanzaron cohetones y piedras y prender fuego a propaganda electoral. Más tarde se trasladaron a palacio de gobierno donde realizaron un mitin y concluyeron en una reunión informativa en el auditorio “Sentimientos de la Nación”.