Explosión en cuartel deja cinco policías con quemaduras en Guanajuato

sábado, 21 de febrero de 2015
GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- El director de Protección Civil y cuatro elementos de Seguridad Pública del municipio de Pueblo Nuevo –al sur del estado– sufrieron graves quemaduras al registrarse una explosión en los patios de la corporación de seguridad, mientras se cargaba de gasolina las motopatrullas con garrafas, una de las cuales estalló. David García, director de Protección Civil, y la oficial de Policía Hortensia Ayala resultaron con quemaduras en al menos la mitad de la superficie de su cuerpo y su estado es delicado, por lo que fueron trasladados al Hospital de quemados en Salamanca. La alcaldesa Adriana Solórzano informó que la explosión ocurrió cuando los elementos de ambas corporaciones preparaban las unidades para el cambio de turno, a fin de que el personal que llegaba al relevo no tuviera contratiempos para iniciar sus actividades. Aunque la alcaldesa no pudo precisar el origen del estallido, y tampoco la razón por la que el abastecimiento de gasolina se estaba realizando con garrafas de 19 litros de capacidad, una de las cuales fue la que explotó. “Estaban cargando, como lo hacían siempre, para la continuidad del turno que estaba entrando y para que se cubrieran sus funciones”, mencionó. El incidente se registró después de las seis de la tarde del viernes. Por la noche, los peritos y agentes de la Policía Ministerial continuaban en el sitio realizando las primeras indagaciones de lo ocurrido. Los otros lesionados son los comandantes Isaac Vázquez y José Guadalupe Cortés, así como el agente Luis Alfredo Medina. Todos resultaron con quemaduras en una amplia superficie del cuerpo, aunque de distinta gravedad. La alcaldesa explicó que inicialmente los heridos fueron atendidos en una clínica particular, pero posteriormente, con la intervención de la Secretaría de Salud del estado, fueron trasladados a distintos hospitales en Irapuato y Salamanca. Este fue el caso de los dos más graves, que fueron canalizados a la Unidad de Cuidados Críticos del hospital para quemados.