Dan último adiós a la activista colimense Epitacia Zamora

martes, 24 de febrero de 2015
COLIMA, Col. (apro).- Organizaciones nacionales e internacionales expresaron sus condolencias por la muerte de la fundadora del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan (CIDTZ), Epitacia Zamora Teodoro, quien este martes fue sepultada en el cementerio de su comunidad. La activista, conocida como Doña Pita, fue una de las impulsoras de la lucha del pueblo de Zacualpan contra la instalación de una mina de oro en sus tierras, y junto con sus compañeros del CIDTZ logró que se declarara “Territorio libre de minería” a su comunidad, donde se encuentra el principal manantial que abastece de agua a más de 300 mil habitantes de la capital del estado. “Lo siento mucho por la pérdida de esta gran mujer y luchadora; aunque no tuve la oportunidad de conocerla, es evidente que su huella es muy grande; mis condolencias a su familia y a todos los que le amaban y caminaban con ella”, expresó a través de un mensaje Jennifer Moore, coordinadora del Programa para América Latina de MiningWatch Canadá. “Lamentamos mucho su pérdida, pero nos deja su espíritu combativo, de honestidad, de lucha y de compromiso por la vida, su comunidad y su pueblo”, destacó la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema) en el estado de Guerrero. En nombre del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder) en Veracruz, Rosalinda Hidalgo apuntó: “Me uno al abrazo fraterno para la familia de Epitacia Zamora y para quienes están en la lucha en Zacualpan”. Presente en un homenaje que se realizó en el Jardín Libertad de la ciudad de Colima, antes del traslado del cortejo al pueblo de Zacualpan, Gustavo Castro Soto, de Rema, expuso que para quienes integran esa organización en todo el país, Epitacia Zamora fue un ejemplo de lucha incansable por la defensa de la tierra y del territorio. Por ello, dijo, “a Doña Pita no vamos a enterrarla, sino que vamos a sembrarla, porque deja en nuestros corazones mucha esperanza y ejemplos de cómo defender nuestros territorios; le agradecemos mucho a Doña Pita la vida y el ejemplo que nos dejó y también a la comunidad de Zacualpan, a los compañeros y compañeras de Bios Iguana que han acompañado de cerca esta lucha en medio de tantas intimidaciones y agresiones que han recibido por defender el agua, la vida y la tierra en contra de estos megaproyectos mineros que sólo traen despojo, contaminación de agua, pérdida de los bosques y de la biodiversidad”. Ante el féretro de Epitacia Zamora, la coordinadora general de la organización ambientalista Bios Iguana, Esperanza Salazar Zenil, agregó: “Eres una gran mujer y seguirás viva en nuestros corazones. La lucha que emprendiste en Zacualpan perdurará por muchos años; los jóvenes y los niños están ahora luchando por lo que tú iniciaste y ten la seguridad de que la gente te recordará siempre”. Recordó que Doña Pita fue una de las primeras mujeres que formaron parte de la mesa directiva del Comisariado de Bienes Comunales de Zacualpan, lo que “es un gran ejemplo para todas las mujeres porque durante muchos años estuvieron gobernando siempre hombres y tú viniste a demostrar que las mujeres pueden ser libertadoras y entienden y luchan mucho más, porque quienes son madres saben que hay que defender la madre tierra y tú se lo mostraste muy bien”. Alejandro Bueno, integrante del grupo de apoyo a Zacualpan, precisó que cuando se inició la lucha contra el proyecto minero, hace más de un año, “era un escenario desconocido e inédito para muchas personas en la comunidad y Doña Pita fue de las primeras que empujó, que jaló a su gente, les dio ánimo, y hoy vemos a muchos compañeros de ella que están siguiendo su ejemplo, que aprendieron de su lucha y de su valor”. En las honras fúnebres de la activista social también participaron Miguel Ángel Mijangos Leal, del grupo Procesos Integrales para la Autogestión de los Pueblos A.C., e indígenas nahuas de la Sierra de Manantlán, quienes sostienen una lucha para evitar ser desalojados de sus comunidades por la minera Peña Colorada, encabezados por Félix Monroy Rutilo y José Luis Ramos Gerardo. Este martes, después de una ceremonia religiosa en la iglesia de Santiago Apóstol, Epitacia Zamora fue sepultada en el panteón de su pueblo, Zacualpan, perteneciente a Comala. Antes, entre lágrimas, aplausos y mensajes espontáneos, sus familiares, amigos y compañeros de lucha la despidieron y le dieron las gracias, mientras eran coreadas consignas como “¡Pita vive, la lucha sigue!”