Gana juicio de amparo exfuncionaria granierista

miércoles, 25 de febrero de 2015
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La extitular de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), Clisceria Rodríguez Alvarado, ganó un juicio de amparo en el Juzgado Primero de Distrito, y podría obtener su libertad si un Tribunal Colegiado confirma la resolución. Sería la tercera exfuncionaria granierista en abandonar la cárcel  por el “megasaqueo” a Tabasco, por el cual el exgobernador Andrés Granier Melo y el exsecretario de Finanzas, José Manuel Saiz Pineda, se encuentra presos desde junio de 2013, el primero en el Distrito Federal y el segundo en esta capital, en el Centro de Reinserción Social del Estado (Creset). Rodríguez Alvarado fue arrestada en octubre de 2013 por los presuntos delitos de ejercicio indebido del servicio público en pandilla y extorsión, luego de que extendió un cheque sin fondo del CEAS  a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por 25 millones de pesos a finales de 2012, último año del sexenio granierista. También por supuestamente haber extorsionado al empresario constructor Óscar Montejo Acosta, a quien favoreció con una obra de más de 60 millones de pesos. Según los fiscales, se demostró que en 2007 la exfuncionaria convocó a una licitación pública nacional para la obra “Reforzamiento de líneas de conducción para mejoramiento del Sistema de Agua Potable en varios municipios de Tabasco”, misma que fue adjudicada indebidamente al constructor Montejo Acosta. Y es que para que la obra pudiera ser adjudicada, Montejo Acosta y asociados debían exhibir una póliza de garantía por cualquier daño posterior o vicio oculto, para lo cual el involucrado celebró contrato de póliza de fianza con la Afianzadora ASERTA, SA de CV, y a su vez Clisceria Rodríguez avaló con bienes propios, de su esposo José Alfredo Contreras Álvarez y su progenitora Delia Aidé Alvarado de Rodríguez y/o Delia Alvarado Sánchez, la garantía que la empresa otorgó al contratista. Con este acto jurídico, la exfuncionaria de la CEAS obtuvo beneficios económicos propios y para terceros con los que tenía vínculos afectivos, ya que, derivado de la adjudicación del contrato de obra que hiciera Óscar Montejo Acosta, empezó a exigirle construcciones personales. Dentro de los favores solicitados se encuentran las oficinas de su esposo, José Alfredo Contreras Álvarez, apoyos materiales de construcción para el templo Misión Cristiana Internacional, remodelaciones para oficinas de la dependencia, así como apoyos en especie y económicos para regalos de fin de año. En caso de que se negara no tendría más contratos. Ahora Clisceria Rodríguez ganó el juicio de amparo 2213/2013 en el Juzgado Primero de Distrito, pero el agente del Ministerio Público interpuso recurso de revisión y tendrá que esperar entre cuatro y cinco meses para que los magistrados de un Tribunal Colegiado nieguen o confirmen la resolución del juez federal. El juez ordenó dejar “insubsistente” el auto de formal prisión dictado en contra de la exfuncionaria por la juez primero penal, Antonia Trinidad, y le pidió emitir otro en el que decrete “auto de libertad”, debido a que no encontró pruebas suficientes que demuestren responsabilidad penal de la acusada. En mayo del año pasado fue liberada la exjefa de caja de la Secretaría de Finanzas, Esperanza Mayo, después de permanecer recluida 11 meses en el Creset, acusada de operaciones con recursos de procedencia ilícita en la modalidad de custodia. El segundo Tribunal Unitario del Décimo Circuito ordenó su liberación debido a que no se probó el delito que trató de imputarle la Procuraduría General de Justicia del estado. Dos meses después, en julio, también fue liberada por falta de pruebas para procesar Rosa Melida López Villanueva, exdirectora de Atención al Público de la Policía Estatal de Caminos (PEC) y “comadre” del exgobernador Andrés Granier. La exfuncionaria estaba acusada de peculado y ejercicio indebido del servicio público, por supuestamente entregar licencias de conducir gratuitas y condonar infracciones de tránsito, generando un daño a la PEC por alrededor de un millón 374 mil pesos.