Maestros son como "maras salvatruchas": directora de empresa en Acapulco

sábado, 28 de febrero de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Una empleada del centro de convenciones y negocios Forum Mundo Imperial celebró el desalojo realizado por la Policía Federal en contra de miembros del magisterio que exigen certeza laboral y el pago de salarios en Acapulco donde fue asesinado a golpes un profesor jubilado y más de cuatro mujeres violentadas sexualmente. [gallery type="rectangular" ids="397226"] “Ya era hora! Bravo x esa mano dura!!”, expresó Itzel Romero, directora de Relaciones Públicas del complejo hotelero y de espectáculos en su cuenta personal de Twitter donde incluso dijo que ella estaría dispuesta a “atacar” a los manifestantes argumentando que no son justas ese tipo de protestas sociales. En otro mensaje expresa que “odia a los maestros”. Incluso, la joven porteña calificó a los profesores que exigen el reconocimiento de sus plazas como “mara salvatruchas”, en referencia a la violenta pandilla centroamericana afincada en los países de Honduras y El Salvador. Forum Mundo Imperial es propiedad del empresario Juan Antonio Hernández, dueño de Grupo Autofin, y se encuentra ubicada sobre el bulevar De las Naciones en la zona Diamante del puerto donde se registró la protesta magisterial y el brutal acto de represión policial. En este espacio donde se han organizado bailes de El Komander y de otros promotores de la narcocultura, decenas de profesores se refugiaron la noche del martes 24, cuando fueron desalojados por policías federales que son acusados de cometer abusos sexuales contra mujeres y asesinar a golpes al profesor jubilado, Claudio Castillo Peña. Incluso, testigos del hecho violento refieren que trabajadores del lugar entregaron a varios de los manifestantes a los uniformados. Las expresiones de odio de la trabajadora del Forum Mundo Imperial las hizo el mismo día de la marcha reprimida por los policías federales y exhiben el nivel de polarización que existe en la sociedad de esta entidad hundida en una crisis social y política, tras la masacre y desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. A cuatro días del asesinato del profesor discapacitado Claudio Castillo y las acusaciones de abusos sexuales contra mujeres del magisterio, la administración del gobernador interino Rogelio Ortega Martínez que también celebró el desalojo contra el magisterio, no ha emitido una postura sobre los señalamientos de agresiones sexuales contra mujeres y tampoco su esposa, Rosa Icela Ojeda, quien se asume como una feminista y defensora de los derechos humanos.

Comentarios