Aguerrida lideresa panista de Puebla será candidata a diputada... por el PRI

MÉXICO, D.F. (apro).- La más aguerrida lideresa del Partido Acción Nacional (PAN) en Puebla contra el autoritarismo priista, Ana Teresa Aranda, será ahora candidata a diputada federal, pero del PRI. La decisión de Aranda, quien en los hechos dejará de militar en el PAN –del que fue diputada federal, senadora, candidata al gobierno estatal y secretaria de Desarrollo Social–, obedece a su enfrentamiento permanente con el gobernador Rafael Moreno Valle, de quien asegura es peor que Manuel Bartlett y Mario Marín. En un caso semejante al del también expanista José Ángel Córdova Villalobos, exsecretario de Salud y Educación con Felipe Calderón, quien ya es candidato a alcalde de León, Guanajuato, Aranda será primero aspirante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y luego lo será del PRI. Tras días de especulaciones, este mediodía se materializó la candidatura a diputada federal de Aranda con el anuncio que hizo Juan Pablo Natale, presidente estatal del Partido Verde en Puebla. “Me confirman de mi dirigencia nacional que Ana Teresa Aranda será la candidata a diputada federal por el distrito XI”, escribió en su cuenta de Twitter el diputado federal hacia el mediodía. La exfuncionaria calificó la información como “un rumor”, sin embargo, columnistas locales señalaron que la panista se reuniría este mismo martes con el dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz. En breve entrevista telefónica con medios locales, Aranda Orozco, consejera nacional del PAN, a quien se le identifica con el grupo de derecha denominado El Yunque, rechazó que dicho encuentro se hubiera realizado. Lo que sí hizo Aranda fue retuitear el anuncio de Natale, quien sostuvo un diálogo con el senador Javier Lozano, quien no dio crédito a la versión. “No lo creo, paisano. Anatere es de principios y una panista de pedigrí que jamás nos traicionaría”, le dijo el expriista al legislador verde, quien le respondió: “Podemos tener principios y pedigrí cambiándonos de partido. ¿O se pierden cuando pasa eso?”. En entrevista, Natale insistió en la designación de la extitular de Sedesol y subrayó que para su partido y el PRI es “una buena señal” que una persona con una ideología tan diferente acepte postularse para la diputación federal. “Cuando alguien tan diferente a tu ideología jala contigo, quiere decir que vas mucho mejor que antes como partido político, que estás cumpliendo los compromisos que haces y, por consecuencia, gente hasta del Partido Acción Nacional se fija en tu opción como partido político. Es buena señal para el Partido Verde y para el PRI”, dijo. Aranda, quien nació en Guanajuato y desarrolló toda su carrera política en Puebla, enfrentará en la elección a Angélica Ramírez Luna, hija de unos de los jefes de la organización de El Yunque, de la facción que se alió a Moreno Valle, y es cuñada del magistrado Roberto Grajales Espina, allegado también al gobernador. Vetada para ocupar posiciones por Moreno Valle, quien controla el PAN estatal, como lo ha declarado en varias ocasiones al semanario Proceso, Aranda se juega todo su capital político en la elección y se prevé que el centro de su campaña sea el propio gobernador expriista, a quien define como un “megalómano”. Desde 2012, tras dos años de gobierno, Aranda advirtió que Moreno Valle sólo usó al PAN “como franquicia” y que los panistas se darían cuenta en la elección de 2012, cuando Josefina Vázquez Mota no recibió su apoyo, pero eso no sucedió, declaró a Proceso en septiembre de ese año. “Pensé que después de la elección el PAN iba a abrir los ojos y terminar la luna de miel con Moreno Valle, porque no se camina seguro con él, pero veo que se regresa a la negociación con ese señor que impone sus exigencias. Es como el Síndrome de Estocolmo”, lamenta Aranda, quien presidió el PAN cuando Bartlett gobernó Puebla. Aranda aseguró, en entrevista, que en Puebla hay miedo y ella misma ha sido amenazada de muerte, es vigilada siempre y uno de sus mejores amigos, el exalcalde Pedro Barojas, fue detenido violentamente cuando iba con ella en un vehículo a la sesión del Consejo Estatal del PAN, en octubre de 2011. “Esa persecución le ha servido para mandar una enseñanza: a cualquiera que se quiera sublevar le va a pasar lo que a Pedro, que está en el bote, sea culpable o no. Bartlett se queda pequeño junto a Moreno Valle.” –¿A ese nivel? –Sí, de plano. Nada más comparemos los medios. En los tiempos de Bartlett podías ir a los medios, hablabas en la televisión y la radio, le pegabas al gobernador y ni modo. Ahora, salvo tres o cuatro excepciones, los medios mueren de miedo. ¡Es increíble la sumisión! La última aparición de Aranda Orozco se dio el 5 de noviembre, día en el que el regidor del ayuntamiento de Puebla, Juan Carlos Espina von Roehrich, demandó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN rechazar la afiliación masiva de 22 mil ciudadanos.

Comentarios