Anuncian cambios en puestos directivos de penitenciarias de Quintana Roo

miércoles, 4 de febrero de 2015
CANCÚN, Q. Roo., (proceso.com.mx).- Tras una serie de motines y asesinatos en las cárceles de la entidad, el titular de la Secretaria Estatal de Seguridad Pública (SESP), Juan Pedro Mercader Rodríguez, reestructuró los mandos del sistema penitenciario de la entidad. De entrada, destituyó como Subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas Penitenciarias a Jesús Armando Liogon Beltrán, quien principalmente se ha desempeñado como operador político del PRI y del gobierno estatal. En su lugar nombró como encargado del despacho de esta Subsecretaría a Jaime Ongay Ortiz, exdirector de la Policía Judicial (PJ) del estado, y quien se desempeñaba como titular de la Dirección del Centro de Internamiento para Adolescentes (CIPA). Mercader Rodríguez explicó que Ongay Ortiz realizará los trámites administrativos necesarios para que, en su momento, sea ratificado en el cargo. Liogon Beltrán había ocupado el cargo de subsecretario el 29 de abril de 2013. Se popularizó en redes sociales cuando se divulgó un video en el que era exhibido cuando se estacionó en un sitio reservado para minusválidos en el centro de Tulum. Aparte, José Luis Cambambia Toledo fue designado como nuevo director de Prevención y Readaptación Social, posición que anteriormente ocupó Guillermo Delgado López. Cambambia Toledo se desempeñaba como director del Centro de Control y Confianza (C-3) de la SESP. Los nuevos funcionarios asumieron anoche sus cargos en una ceremonia privada. Apenas el pasado 27 de enero fue encontrado muerto en su celda un interno del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún. Se trata de Dorian Sánchez Ortiz, interno en la celda 3 del área A, la cual compartía con otros 15 presos. Su cadáver fue encontrado con una toalla roja amarrada al cuello con un pedazo de palo de escoba, con ocho vueltas a modo de torniquete. En el último año se han registro enfrentamientos en las cárceles del estado por el control de estos llamados “de reinserción social”. En Chetumal, el 9 de enero de este año dos grupos de presos se enfrentaron en el Cereso por la disputa del control de actividades al interior del penal. Los internos pertenecían a las áreas identificadas como “El Cubo” y “Almoloyita”. En Playa del Carmen, el 6 de agosto de este año en el Cereso de esa ciudad de la Riviera Maya, un grupo de presos se amotinó este mediodía para exigir la destitución del director del penal, Ambrosio Quinto Adrián, de extracción militar, a la que acusan de actos de corrupción. Los internos acusaron al alcaide de controlar las tienditas al interior del reclusorio y la venta de alcohol en las celdas. En Cancún, el 17 de junio presos del Cereso de este destino turístico destrozaron e incendiaron tres de los cuatro juzgados penales colindantes al cárcel estatal, tras protagonizar un motín en demanda de la destitución del director del reclusorio, Virgilio Morales Herrera, y por el aumento de las cuotas por parte del autogobierno. Y unos días después, el 29 de agosto, se registró un nuevo motín en el Cereso de Cancún.

Comentarios