Coahuila: Envían propuesta para autorizar renta de vientres a mujeres solteras

miércoles, 4 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- El gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, envió al Congreso local una reforma a la Ley para la Familia para permitir la reproducción asistida a mujeres soltaras mayores de 24 años. Hasta ahora ese derecho está reservado únicamente para mujeres casadas o en concubinato que durante cinco años no han podido procrear a causa de un problema biológico, situación que deberán comprobar. En caso de esterilidad o infertilidad, médicamente diagnosticada, se permitirá a los cónyuges, concubinos o compañeros civiles la inseminación o fecundación heteróloga, es decir, aquella en que por lo menos uno de los gametos es donado por un tercero. Según publica hoy el diario Zócalo de Saltillo, la propuesta incluye a las mujeres que si bien son fértiles, no pueden embarazarse, o al hacerlo ponen en riesgo su vida. A ellas se les brindará la opción de ser madres a través de técnicas de maternidad subrogada; es decir, mediante la utilización del vientre de otra mujer que se encargará de gestar el embrión proporcionado por los padres. La maternidad subrogada podrá realizarse mediante tres modalidades: “subrogación parcial”, cuando la mujer gestante es contratada exclusivamente para portar en su vientre un embrión fecundado in vitro que le ha sido trasplantado y proviene de la unión del espermatozoide y óvulo de la pareja o persona contratante. La subrogación “onerosa” es cuando una mujer acepta gestar un embrión, como si se tratara de un servicio por el que paga una cantidad, además de los gastos de la gestación. La tercera es la subrogación “altruista”, que se da cuando una mujer acepta gestar por cuenta de otra de manera gratuita. Según la propuesta enviada al congreso, la edad límite para prestar el vientre será de 25 años y las gestantes no deberán padecer alcoholismo, drogadicción o tabaquismo. La propuesta de Moreira se basa en el artículo 4º de la Constitución federal que dice: “Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y espaciamiento de sus hijos”, lo cual puede ser realidad con las nuevas técnicas médicas, incluidos los contratos de maternidad subrogada en sus distintas variantes.