Cuerpos hallados en crematorio de Acapulco sin relación con el crimen organizado: Fiscal

viernes, 6 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Miguel Ángel Godínez Muñoz, fiscal General de Guerrero, desestimó la participación del crimen organizado con el crematorio abandonado de Acapulco en el que se encontraron 60 cuerpos embalsamados. Hasta ahora, dijo, no hay indicios que permitan establecer una relación de los hechos con la delincuencia y ya se giró una orden para localizar con ayuda de la Interpol a Guillermo Estua Zardain, identificado como el propietario de “Cremaciones Pacifico SA de CV", ubicado en la carretera Cayaco-Puerto Marqués, en Acapulco. El fiscal aseguró que los elementos de la Fiscalía trabajan "a marchas forzadas" para realizar exámenes a los 60 cuerpos y determinar la fecha exacta de su deceso. "Nos rebasa el trabajo por la cantidad de cuerpos, pero estamos trabajando a marchas forzadas, determinaremos el tiempo, pero sin duda están en estado de descomposición. Estamos trabajando desde anoche para determinar esta situación, el tiempo que tienen ahí los cuerpos", dijo en entrevista con Radio Fórmula. Por el estado en el que los encontraron los cuerpos, en dos días podrán saber si se trataba de mujeres, hombres y el rango de edades. Godínez Muños afirmó que la fiscalía trabaja para integrar la verdad jurídica de los hechos pero sin duda, dijo, se trata de “una conducta reprochable y contra la ley” por parte de los responsables. "Es una conducta reprochable y antijurídica y tenemos que investigar porqué se dio este conjunto de cuerpos en ese lugar. Estamos armando la verdad jurídica de éste crematorio para proceder en contra de los responsables", subrayó. En rueda de prensa, el fiscal comentó que se están reuniendo con dueños de funerarias y representantes de la Asociación de Funerarias para dar con el paradero de Guillermo Estua Zardain contra quien ya se giró orden de localización con apoyo de la Interpol. También dijo que se reunirá con los posibles deudos y familiares que pudieran estar relacionados con los cuerpos. Añadió que hay 15 mesas del Ministerio Público para atender a las familias que contrataron el servicio de cremación en ese establecimiento. El fiscal adelantó que los delitos por los que se puede acusar al dueño del crematorio son del fuero común y no son considerados graves. Comentó que podrían acreditarle el delito de fraude por el manejo de los cuerpos en su negocio.

Comentarios