Detienen a exsecretario del Congreso de Jalisco por enriquecimiento ilícito y fraude

lunes, 9 de febrero de 2015
GUADALAJARA, Jal., (apro).- En menos de 48 horas el exsecretario general del Congreso local, Luis Octavio Pérez Pozos fue detenido dos veces por parte de agentes de la Fiscalía General del Estado de Jalisco. El exservidor público es acusado por presunto enriquecimiento ilícito e intento de fraude por 58 millones de pesos en perjuicio del Poder Legislativo. Pretendía cobrar dicha cantidad, derivado de servicios contratados por la LVIII Legislatura. La detención de Pérez Pozos se ejecutó la mañana de este lunes, cuando el exservidor estaba a punto de iniciar una rueda de prensa, en la que iba a denunciar el abuso de las autoridades estatales, al tratar de responsabilizarlo por un asunto del que dijo ser ajeno, según pudo argumentar ante los reporteros. El sábado anterior ya se la había detenido, pero el inculpado logró su libertad el domingo, momentos después de que el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, había presumido su encarcelamiento, en la presentación del Segundo Informe de gobierno. Sin embargo, más tarde le notificaron al mandatario Jorge Aristóteles de la puesta en libertad del exfuncionario, debido a que el acta de aprehensión contra de Pérez Pozos incumplía con los requisitos legales. La segunda captura del ahora indiciado ocurrió en el hotel La Rotonda, ubicado entre Liceo y la calle Independencia, a menos de tres calles de Palacio de Gobierno, en pleno centro de la ciudad. Pérez Pozos estaba a punto de iniciar un encuentro con reporteros de la fuente política para denunciar lo que esa persona considera los abusos de la autoridad cometidos en su contra, y en una especie de escena montada para que los reporteros fueran testigos de ese hecho. Poco antes de ser detenido y esposado, Pérez Pozos alcanzó a ofrecer algunas cuantas palabras a los medios de comunicación, “siguen queriéndome llevar a la cárcel por enriquecimiento ilícito, no por López Castro, no es por López Castro, yo soy inocente y los verdaderos culpables son los diputados que integran en primera fila. Todos los ex diputados de la 58 legislatura, encontraron a un chivo expiatorio”. En lo poco que alcanzó a decir frente a los medios de comunicación argumentó que temía por la seguridad de su familia y que desde el domingo su casa era vigilada por agentes policíacos. El exfuncionario del Congreso es primo de la diputada federal de partido Movimiento Ciudadano, Merilyn Gómez Pozos, y cercano a varios de los dirigentes de la llamada corriente alfarista, cuyo líder Enrique Alfaro Ramírez, es visto como el adversario a vencer en la lucha por la alcaldía de Guadalajara en las elecciones del siete de junio y quien amenaza con arrebatarle ese municipio al PRI. La mañana del lunes el titular de la Fiscalía General, Luis Carlos Nájera, dijo que la orden de aprehensión contra Pérez Pozos se deriva de un supuesto fraude por 20 millones de pesos contra un particular, pero que también se le investiga por el caso de los 58 millones de pesos que pretendía cobrar el despacho López Castro al Congreso de Jalisco. Reconoció que el otro detenido por ese mismo intento de fraude contra el Poder Legislativo es Rafael López Martínez, citado como el principal accionista de la firma López Castro. El pasado domingo 8, en su mensaje de actividades, el gobernador el Jorge Aristóteles Sandoval Díaz anunció la detención de dos personas relacionadas con el intento de fraude contra el Congreso de Jalisco y ligados al bufete de abogados López Castro, la firma contratada por la LVIII Legislatura para tramitar la devolución de impuestos en favor de esa institución, en un asunto que fue interpretado como un intento en el que aparecería involucrado, Alfredo Argüelles Basave, exdiputado del PAN y quien también trabajó en la Secretaría General del Congreso. Alfredo Argüelles hoy goza de plena libertad y hasta se burla de los requerimientos de presentación que se le hacen. La semana anterior Alfredo Argüelles Basave tuvo la osadía de negar su identidad cuando personal del Congreso acudió a su domicilio a notificarle sobre un requerimiento de su persona que hacía en la sede del Poder Legislativo. Los empleados de la institución fueron recibidos por el propio Alfredo y el señor le dijo a esos enviados que Argüelles Basave no se encontraba en su domicilio, que él no les podía recibir ninguna notificación y que sin querían que los atendiera personalmente el exdiputado que lo buscaran antes de las siete de la mañana o después de las nueve de la noche, porque casi todo el día se la pasaba trabajando.

Comentarios