Hipólito Mora negocia candidatura con Movimiento Ciudadano

martes, 10 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- El excomandante de Fuerzas Rurales de La Ruana, Michoacán, Hipólito Mora Chávez, reveló que el excomisionado federal para la seguridad del estado, Alfredo Castillo, le pidió “despedazar” a su compañero y exlíder de autodefensas de Apatzingán, José Manuel Mireles. “Me tiene molesto, ese hombre (Castillo) quiso controlar Michoacán con pura mentira, con pura calumnia, es un hombre que no merece ocupar ningún cargo en el gobierno porque afecta a los inocentes más que a los culpables (…). “Mireles está preso injustamente porque lo detuvieron nada más porque portaba un arma (…) el virrey Castillo me pidió que hablara mal de Mireles, que lo hiciera pedazos. Le tenía mucho coraje, yo no voy a hablar nunca ml de él”, afirmó en entrevista con Noticias MVS primera emisión a unas horas de ser puesto en libertad, después de estar dos meses internado en el penal de Mil Cumbres, acusado de homicidio calificado. La idea, según Hipólito Mora, era justificar la detención del fundador de las autodefensas, quien se negó a deponer las armas con el argumento de que el crimen organizado seguía imperando en Michoacán. “Él (Castillo) me pidió que hablara mal del doctor, que lo ayudara para chingarlo (…) que dijera lo peor para justificar la detención de él ante los michoacanos. Nada más me dijo: ayúdame, hazlo pedazos en la televisión”, acusó. También, dijo, la supuesta reconciliación con Luis Antonio Torres, El Americano, de la que el excomisionado publicó una fotografía en las redes sociales, fue una farsa. La famosa fotografía en la que se observa a Mora dándole la mano a El Americano, “fue porque él (Castillo) me suplicó que le diera la mano, quiso engañar a los michoacanos, yo no quería dársela, se comprometió a que ayudaría a los michoacanos”, justificó. Y si entonces no había un pleito personal con El Americano, dijo, tras el enfrentamiento del pasado 16 de diciembre en La Ruana, donde murieron 11 personas, entre ellas su hijo mayor, sí lo hay. Mora Chávez afirmó que él y su grupo no tenían por qué quedarse en la cárcel tras entregarse de manera voluntaria el 27 de diciembre. De la única muerte de la que no los acusaron, dijo, fue la de su hijo Manolo y poco más de dos meses después los dejan libres por falta de pruebas pero no sólo a él y su grupo, sino también a El Americano. “Yo soy un pendejo, que alguien me explique, ¿por qué hay 11 muertos y no hay culpables. “Todo lo que lograron lo tiran a la basura al dejar libres a delincuentes”, dijo en referencia a la liberación de Torres. Hipólito Mora también adelantó que el partido Movimiento Ciudadano (MC) le ofreció una candidatura a una diputación federal por la vía plurinominal. Según dijo, no le entusiasma el cargo pero lo aceptó “sólo pensando en la gente que más lo necesita”. “No tengo ganas de ser diputado, son una manada de rateros, pero la gente me está presionando mucho para que me meta a la política”, dijo en entrevista con Radio Fórmula.

Comentarios