Repudian Morena y PRD convenio "Peso a Peso" con CFE en Tabasco

miércoles, 11 de marzo de 2015
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y de la Revolución Democrática (PRD) rechazaron el convenio “Peso a Peso” –que ayer dieron a conocer el titular de la Secretaría de Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador Arturo Núñez– para que quienes tengan adeudos con la CFE regularicen su situación y se fomente “la cultura de pago”. Videgaray informó que la deuda con la CFE asciende a nueve mil 306 millones de pesos por 577 mil 105 usuarios que se encuentran en “resistencia civil” de no pago de luz, movimiento que inició hace 20 años Andrés Manuel López Obrador en protesta por el “fraude electoral” del priista Roberto Madrazo y las altas tarifas eléctricas. El titular de Hacienda y el gobernador Núñez anunciaron el convenio consistente en que por cada peso del nuevo consumo que paguen los clientes morosos, se les irá condonando un peso del adeudo histórico acumulado, hasta que concluya el programa en octubre de 2018. El apoyo es principalmente para quienes tengan deudas menores a 23 mil 500 pesos que, según la CFE, es alrededor de 90% de los que se encuentran en resistencia civil. Además, habrá descuento de 15% para usuarios con consumo menor de 500 kilowatts hora al mes; 12% para quienes estén en el rango de entre 500 y 800 kilowatts hora, y 4.5% para los de entre 800 y 1500 kilowatts hora. El diputado Francisco Javier Cabrera, vicecoordinador de la bancada del PRD, anunció en tribuna que su partido “no se mueve ni un milímetro” de su postura de que el único acuerdo que aceptará es el “borrón y cuenta nueva” y tarifa justa. También tachó de “atraco jurídico” y “mercantilista” el convenio “Peso a Peso” y advirtió que el usuario que lo acepte y firme podría ser demandado por la CFE si incumple con los pagos. “El tabasqueño no quiere migajas del gobierno federal, quiere solución”, sostuvo. El dirigente estatal de Morena, Javier Núñez López, reprobó también el convenio con la CFE y ratificó la postura “punto por punto” que López Obrador dio a conocer en noviembre del año pasado en gira por Tabasco, de que no se aceptaría ningún acuerdo que no incluyera el “borrón y cuenta nueva” y tarifas eléctricas justas. En esa fecha, el presidente del Consejo Político  Nacional de Morena pidió a Arturo Núñez ponerse a la cabeza de la resistencia civil contra la CFE porque, le recordó, fue un compromiso que asumió en la campaña por la gubernatura. “El gobernador está obligado a ponerse a la cabeza y defender al pueblo de Tabasco en la resistencia civil pacífica, es su obligación. Nada de que la CFE va a estar cortando la luz a los tabasqueños. Si se puso a Arturo Núñez fue para que defendiera al pueblo”, manifestó en aquella ocasión el excandidato presidencial. Octavio Romero Oropeza, expresidente del Consejo Político Estatal y precandidato de Morena a la alcaldía del municipio de Centro, cabecera de Villahermosa, aseguró que el programa “peso a peso” no resuelve de fondo el problema de las altas tarifas eléctricas y que seguirá la resistencia civil “hasta que haya borrón y cuenta nueva y tarifa justa”. “Lo decimos con todo respeto al señor gobernador, así como le aplaudimos cuando hace las cosas bien, en esta ocasión diferimos porque la gente no tiene dinero para pagar los abusos de la CFE”, subrayó. Luego recordó que en 2007 la CFE le hizo un gran daño a la entidad por el mal manejo de las presas del Alto Grijalva que contribuyeron a la inundación más grande en la historia del estado, con pérdidas de más de 35 mil millones de pesos, por lo que descontando la deuda de la resistencia civil, la empresa todavía “le queda a deber a Tabasco”.

Comentarios