Los 400 Pueblos utilizan a menores de edad para protestar en Xalapa

martes, 17 de marzo de 2015
XALAPA, Ver. (apro).- Menores de edad posaron con el torso desnudo en el parque Benito Juárez de esta capital, durante una protesta de la organización campesina de los 400 pueblos. De las 20 mujeres que acudieron a la manifestación para reprobar acciones del extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y actual candidato del PRI a la diputación federal por los Tuxtlas, Jorge Carvallo Delfín, al menos cinco eran menores de edad (entre 15 y 17 años). César del Ángel, una de las cabezas de la organización, se negó a responder a los reporteros sobre el uso de las adolescentes en sus peculiares protestas de desnudarse y manifestarse bailando. “No pienso responder, no sé, no diré nada. No doy explicaciones a nadie. Yo solo hablo con mi prensa”, espetó en varias ocasiones. Por su parte, las menores dijeron que no estaban autorizadas para hablar con los reporteros, a quienes pidieron dirigirse a su líder César del Ángel, cuyo hijo, Marco Antonio del Ángel, es diputado local plurinominal. Las mujeres que se manifestaron frente a la biblioteca “Carlos Fuentes”, localizada en la avenida Manuel Ávila Camacho –una de las más transitadas de la capital del estado–, exigieron el encarcelamiento de Carvallo, a quien acusaron del despojo de bodegas en el municipio de Álamo, al norte de la entidad. En un panfleto que repartieron, responsabilizaron a Armando Solís y un grupo de servidores públicos y líderes priistas que trabajan con Carvallo, de hacer fraude con las oficinas que fueron cedidas a la organización de los 400 Pueblos. De dos años a la fecha, esa agrupación es representada legalmente por el exalcalde de esta ciudad y exprocurador general de Justicia del estado, Reynaldo Escobar Pérez, despedido en septiembre de 2011, cuando un grupo de la delincuencia organizada arrojó 35 cuerpos con una “z” marcada en la espalda. En aquella ocasión, Escobar minimizó los hechos al señalar ante medios nacionales que se trataba de “puros delincuentes”.