Embajada de Francia se deslinda de proyecto turístico en Playa del Carmen

jueves, 19 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Embajada de Francia aclaró hoy que el gobierno de su país no tiene ninguna injerencia en la elección del predio ni ha hecho ninguna aportación económica al proyecto del Centro Nacional de Alto Turismo (Cenaltur) que se construye en Playa del Carmen, Quintana Roo. En una carta enviada a esta agencia de noticias, la responsable del Servicio de prensa y de comunicación de la representación diplomática gala, Carole Simonnet, explicó que únicamente se ha brindado asesoría en materia de formación, “poniendo a disposición de la Secretaría de Educación Pública (SEP) a un experto por un periodo de 3 años. Este último entregó a la SEP un informe relativo al modelo de formación académica”. La aclaración tiene su origen en la nota difundida por Apro el pasado martes 10 en la que habitantes del fraccionamiento Ibiza acusaron al presidente municipal de Solidaridad (Playa del Carmen), Mauricio Góngora Escalante, de apoderarse ilegalmente de una zona de amortiguamiento para donarla a una entidad francesa que pretenden edificar en dicho predio una escuela de turismo privada. Según el texto firmado por el corresponsal Sergio Caballero, los afectados hicieron llegar a la Embajada de Francia una carta en la que argumentan que el gobierno de ese país “no puede auspiciar un proyecto que deprecia el medio ambiente”. Las alusiones a la participación del gobierno francés en dicho proyecto están sustentadas por el corresponsal Caballero en un documento oficial, el oficio DGOAyDU/DDU/SF/0104/2015 de la dirección general de Ordenamiento Ambiental y Desarrollo Urbano del municipio de Playa del Carmen con fecha del 4 de febrero de 2015 en el que se lee a la letra: “Cenaltur es el primer centro de su tipo en México y representa un proyecto emblemático para impartir carreras profesionales iniciales y dar formación continua en el rubro del turismo, hotelería y gastronomía. Este proyecto es fruto de un esfuerzo coordinado entre México y Francia para fomentar la competitividad de las empresas que integran el sector turístico, que representa para Quintana Roo y México una de las apuestas más relevantes para el desarrollo”.