NL alega desabasto, pero Conagua desfoga dos presas que estaban al tope

viernes, 20 de marzo de 2015
MONTERREY, N.L., (apro).- Mientras el gobierno de Nuevo León impulsa la construcción del polémico acueducto Monterrey VI por la supuesta falta de líquido, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) abrió hoy dos presas que estaban a su máxima capacidad, para efectuar extracciones de control y evitar que se desborden. La dependencia federal anunció ayer que, debido a las lluvias registradas en la cuenca de aportación de la Presa Cerro Prieto, en el municipio de Linares, su volumen de almacenamiento es de 358 millones de metros cúbicos (mm3), equivalente a un 119.3 de su capacidad. Por ello, el comité Técnico de Operación Hidráulica de Conagua-Organismo Cuenca del Río Bravo, aprobó desfogar este viernes a partir del mediodía, 56 metros cúbicos por segundo (m3/s) hasta alcanzar un volumen de 336 mm3. Para las 18:00 horas se anunció la apertura de la compuerta 2 de la Presa La Boca, en el municipio de Santiago, para efectuar extracciones de control de 26 m3/s. Hasta hoy, el embalse registraba un almacenamiento de 38.6 mm3, lo que representa 97.9% de su máxima capacidad. La autoridad no precisó los niveles de la presa El Cuchillo, en el municipio de China, la tercera de la entidad. Agregó que esta tarde llegaría a la entidad el sistema frontal 42 de la temporada, lo que favorecerá la presencia de lluvias moderadas de entre 5 y 20 milímetros (mm), a fuertes de entre los 20 y 55 mm. Las condiciones prevalecerán hasta el sábado por la noche dijo la Conagua en un comunicado. En tanto, las autoridades municipales y estatales de protección Civil en Nuevo León y Tamaulipas ya fueron alertadas de los desfogues para que vigilen las crecidas que se registrarán en los ríos por los que discurren los caudales de las presas. El gobierno priista de Rodrigo Medina de la Cruz impulsa el proyecto hidráulico Monterrey VI con el argumento de que Nuevo León enfrenta problemas de sequía. Los ecologistas opositores al proyecto, además de reprochar su enorme costo --superior a los 40 mil millones de pesos--, reprochan al gobierno de Nuevo León que tire sobrantes de las presas y no les dé utilidad. Por ello sospechan que la mega construcción tiene el propósito principal de favorecer a los empresarios que la construyen. Entre las firmas constructoras está la del Grupo Higa, de Juan Armando Hinojosa, involucrado en la compra de la llamada “Casa Blanca” por la esposa del presidente, la actriz Angélica Rivera