Candidata al gobierno de Campeche da a conocer bienes patrimoniales

sábado, 21 de marzo de 2015
CAMPECHE, Camp. (proceso.com.mx).- Al hacer pública su declaración patrimonial, la candidata del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la gubernatura, Layda Sansores San Román, relanzó un reto a su oponente priista, Alejandro Moreno Cárdenas, a hacer lo propio, así como el examen antidoping a que por su parte les instó el contendiente panista Jorge Rosiñol Abreu. Como lo ofreció hace una semana, en el arranque de su campaña, Sansores San Román dio a conocer este día, porque se conmemora el natalicio de Benito Juárez, “el presidente más honrado que ha tenido México”, y en aras de la transparencia sus declaraciones patrimonial, de impuestos y de conflicto de interés. De acuerdo con los documentos cuyas copias distribuyó, la candidata, junto con su cónyuge y dependientes económicos tiene ingresos mensuales por 535 mil 713 pesos, 398 mil de los cuales son por su remuneración como legisladora; 3,389 por rendimientos de inversiones financieras; 21 mil 883.33 por concepto de bienes raíces y una escuela; 52 mil 440.88 por renta de inmuebles, que en suma ascienden a 475 mil 448.88 pesos. Adicionalmente reporta ingresos por 60 mil pesos correspondientes a los ingresos de su cónyuge y/o dependientes económicos. Entre sus bienes inmuebles, los de su cónyuge y/o dependientes económicos, reportó una casa en copropiedad a 25 por ciento en el barrio de Guadalupe, en Campeche, Campeche con valor catastral de un millón 266 mil 347.42 pesos adquirida en 1917/1970, que recibió por herencia en 1970; una casa en Jardines del Pedregal en el Distrito Federal adquirida en 1978 y que obtuvo por disolución conyugal con valor de 10 millones 600 mil 242.71 pesos. Asimismo, una casa de la Cda Mesalina, Las Delicias, en Cuernavaca, Morelos, adquirida en 1973 y que recibió por disolución conyugal con valor de 627 mil 469 pesos, lo mismo que un terreno en Diana, Las Delicias, Cuernava por 800 mil pesos. También una casa en la 8 s/n y calle 10 número 310 del barrio de San Román que obtuvo por compraventa y herencia en 2010 y 2015 con valor de 600 mil pesos; cuatro terrenos en San José La Victoria en los municipios de Cacahoatán y Tuxtlachico, Chiapas con una superficie de 3 y media hectáreas y valor catrastral de 500 mil pesos que adquirió en 2006; y cuatro más en Tequisquiapan, Querétaro de 500 metros cuadrados con valor catastral de 1 millón de pesos, adquiridos en 1994 y que obtuvo por disolución conyugal. Además, posee joyas con valor de 200 mil pesos; obras de arte por 500 mil pesos y un menaje de casa de millón y medio de pesos; así como cinco vehículos automotores: una camioneta suburban modelo 1996 con valor de 173 mil pesos, que dio en comodato a Morena: una Suburban 2002 con valor de 310 mil 549 pesos; un sentra 2002, que también tiene su partido en comodato, con valor de 75 mil pesos; un Toyota Sequoia con un costo 554 mil 900 pesos y un Audi Q 5 2011 de 568 mil 033 pesos. Sobre sus inversiones, detalla que posee 35 por ciento del capital de Bienes Raíces Mikra S.A de C.V. equivales a 600 mil pesos; 16.66 por ciento del capital del Hotel Playa San Lorenzo S.A de C.V. por 4 millones 995 mil pesos; sendas cuentas de inversión en Banamex por 2 millones 21 mil 532  y 38 mil pesos cada una; otra en Inbursa por un millón 575 mil pesos; una en seguros separación individualizada Met Life por un millón 30 mil 429 pesos. Informó también de un crédito hipotecario que contrató con Inbursa en Querétaro por 620 mil 733 pesos. Por su parte, el candidato del PRI, quien este día cabalgó por la avenida Héroe de Nacozari hasta el recinto de la feria ganadera de esta ciudad, respondió a Layda Sansores respecto al reto de debatir sobre la reforma energética que, ella “merece todo mi respeto, igual que los demás candidatos, es una dama, una mujer de trabajo, pero la elección es entre 10”. Dijo que está dispuesto a debatir, pero en el plazo que fijó el Instituto Electoral del Estado de Campeche, que será en mayo, empero, pidió que éste sea en base a propuestas para sacar a Campeche del atraso. Sobre el antidoping, aseguró que se hará el examen, y aunque no dijo cuándo lo hará, comentó que ese asunto “es importante para un proceso político, pero al final del día lo que al ciudadano verdaderamente le interesa” es saber cómo los candidatos van a resolver los problemas del estado y no si éstos “se fueron a vacacionar a la playa”. En torno a su declaraciones patrimonial, de impuestos y de conflicto de interés, afirmó que sí las hará públicas, pero a finales de abril. “Respeto mucho a mis competidores, pero muchas veces están más metidos en la polémica que en los problemas del estado, y yo en los tiempos legales voy a hacerlas públicas, como un acto de congruencia y responsabilidad con la sociedad, porque quiero ser claro, la ley no me obliga a hacerlas públicas, pero lo voy a hacer a favor de la transparencia”, comentó. Y argumentó que lo que dio a conocer hace una semana, en el arranque de su campaña fue sólo su lista de propiedades, “el patrimonio que he construido en 23 años”. “Publiqué mis cuentas para que sepan los números que yo tengo y no aparezcan después otras… no tengo nada que ocultar, en Campeche todos nos conocemos, aquí no se puede ocultar nada”, añadió. Y reviró: “espero que con esa vehemencia con la que me piden el antidoping y la declaración patrimonial, vayan a reconocer mi triunfo”, pues, aseguró, las encuestas lo señalan como el puntero en la contienda y “la gente me quiere”. Por su parte, el candidato del PT, José Luis Góngora Ramírez, respondió al reto del antidoping que sí se lo hace siempre que sus oponentes le permitan practicarles un examen de próstata.