Escolta Policía a camiones de Sabritas, Bimbo, Pepsi y Coca Cola en la Tarahumara

miércoles, 25 de marzo de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (apro).-  A pesar de que el gobernador César Horacio Duarte Jáquez y la Fiscalía General del estado han negado que la violencia en la Sierra Tarahumara es un “foco rojo”, la Fiscalía Zona Sur implementó operativos especiales para que las empresas repartidoras viajen en aquella región en convoy, resguardado por la Policía Estatal Única (PEU). La PEU coordina en la región serrana y norte de Durango las rutas de las empresas, entre las que se encuentran Sabritas, Sigma Alimentos, Bimbo, Pepsi y Coca Cola. En un comunicado de prensa, la dependencia explica que el objeto de la medida es apoyar a las empresas que reparten artículos y productos en las comunidades más apartadas de la Sierra Tarahumara y al norte de Durango, porque los repartidores transportan valores. El fiscal de la Zona Sur, Octavo Ledezma Porras, se reunió en días pasados en privado con los comerciantes de las empresas mencionadas para coordinar las rutas calendarizadas a partir de esta semana. Establecieron horarios para viajar en convoy y dar seguridad a las unidades de las empresas y sus empleados. “Este operativo es permanente y tiene el firme objetivo de evitar que las empresas y sobre todo los empleados se conviertan en víctimas de algún tipo de delito; asimismo con la vigilancia de los elementos policiacos se evitarán también los auto robos”, señala la Fiscalía en el comunicado. A partir de las 5:30 horas, los agentes de la PEU División Prevención organizan a los repartidores de las camionetas de las diferentes empresas para salir juntos y para escoltarlos. De la misma manera, regresan en la tarde. En los destacamentos de la región, los agentes de la Policía Ministerial también brindan apoyo a las empresas para los recorridos en las brechas, ya que son sinuosas y las comunidades están apartadas una de otra. Las autoridades de la Fiscalía de la Zona Sur realizarán reuniones de manera periódica para evaluar los resultados y hacer los ajustes necesarios para cumplir con su objetivo. Ese operativo lo implementó entre 2011 y 2012 la Fiscalía General del Estado, cuando la violencia se visibilizó, luego disminuyó pero los asaltos no han cesado.

Comentarios