Homicidio de jóvenes panistas, por móvil pasional: Fiscalía de Chihuahua

miércoles, 25 de marzo de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La Fiscalía General le dio un giro de 180 grados a la indagatoria sobre el crimen de dos militantes panistas registrado el pasado fin de semana en esta ciudad: de seguir inicialmente la línea del crimen organizado pasó ahora a circunscribirla en un asunto pasional. En conferencia de prensa, el fiscal de la Zona Centro, Sergio Almaraz Ortiz, informó que a partir de las pruebas recabadas hasta ahora todo parece indicar que se trató de un crimen pasional. La hipótesis de la Fiscalía provocó una airada respuesta de la dirigencia estatal panista al condenar las aventuradas declaraciones de la autoridad. El pasado sábado 21 la policía encontró los cuerpos de Martín Alonso Colmeneros Ledezma y Francisco Javier Aguilar Siller en el Libramiento Oriente de esta ciudad. Colmeneros Ledezma tenía un despacho particular de asesoría y defensa de tierras agrícolas, en donde laboraba también Francisco Javier Aguirre. Inicialmente, las autoridades supusieron que el doble asesinato tenía que ver con las funciones que desempeñaban. Sin embargo, Almaraz Ortiz informó que por los propios dichos de los socios del despacho desecharon que se tratara de un caso de venganza y del crimen organizado. En la conferencia, el funcionario aseguró que Colmeneros y Aguirre sostenían una relación homosexual y que el primero tenía además otras dos parejas. Con base en el historial de mensajes de celulares de los jóvenes y de videos de la ruta que siguieron, así como los resultados de los peritajes practicados en la escena del crimen, la Fiscalía dedujo que los panistas fueron ejecutados en otra parte y sus cuerpos abandonados en el lugar que los localizaron. La Fiscalía dijo que en el crimen participaron al menos dos personas y que el arma utilizada estuvo en manos del crimen organizado hasta 2007, lo que la lleva a sospechar que intentaron simular la ejecución. El fiscal detalló que la noche previa al crimen, Martín Alberto Colmeneros ofreció una fiesta en su departamento, a la que asistieron Francisco Javier Aguirre y otros cinco asistentes. En el departamento encontraron botellas de licor y pastillas tóxicas conocidas como “pilas”, de las que tomaron huellas dactilares, no se encontraron signos de violencia. Hasta ahora, la Fiscalía ha declarado a 19 personas, entre ellas dos de los cinco asistentes que estuvieron en la fiesta. Los otros tres no han sido localizados, por lo que prepara los retratos hablados para facilitar su ubicación. La dirigencia estatal del PAN censuró “la política de especulación de la Fiscalía General del Estado. Criticó que, sin haber concluido las averiguaciones y basados sólo en indicios, se habla de crimen pasional. “Vemos nuevamente cómo se recurre a dañar el prestigio de las personas, de su familia y entorno social para tratar de justificar veladamente ante la opinión públicamente los hechos de los que son víctimas ciudadanos honorables, en lugar de reservar la secrecía de la investigación hasta que los hechos y las acusaciones sean irrefutables”, dijo. A su vez, la organización Centro de Estudios Humanísticas Relacionados con la Orientación Sexual (CHEROS) cuestionó el hecho de que la Fiscalía se incline por la línea del crimen pasional “con tintes de homosexualidad”. “¿Qué querrá decir la Fiscalía con esa frase?, ¿pasional no era concepto suficiente?, ¿si el homosexualismo es algún tipo de agravante en un crimen pasional, por qué no se ha tipificado como crímenes de odio por homofobia? y si no lo es, ¿es necesario hacer uso de un concepto como homosexualismo?, ¿cuál es la intención entonces? “Si lo que se desea es dejar claro que no es un hecho relacionado con el crimen organizado, entonces ¿es menos grave por tratarse de un crimen pasional con tintes de homosexualismo?”.

Comentarios