Guanajuatenses en EU denuncian malos manejos en el Instituto Estatal del Migrante

jueves, 5 de marzo de 2015
GUANAJUATO, Gto., (apro).- Representantes de la comunidad de migrantes guanajuatenses que residen en la Unión Americana exigieron al gobernador Miguel Márquez que atienda las propuestas que han hecho a través del Instituto Estatal del Migrante (IEM). También demandaron que el organismo, creado al iniciar el sexenio, no sea utilizado con fines ajenos o para acomodar a funcionarios sin sensibilidad, tal como ocurrió con el director saliente Luis Vargas Gutiérrez, exalcalde panista de Irapuato. Aseguraron que durante su gestión al frente del IEM, el exfuncionario mostró una actitud arbitraria hacia los consejeros y líderes migrantes, a quienes buscó dividir, y también se le acusa de un “manejo cuestionable” en la asignación de los proyectos del programa denominado 3X1. Según los migrantes, la misma opacidad en el manejo de esos proyectos caracterizó la gestión de la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el estado, Claudia Navarrete. Detallaron que en todo el periodo que fungió como titular del IEM, Vargas Gutiérrez –quien dejó el cargo para buscar una curul en el Congreso local– evadió formalizar la creación de un reglamento interno que permitiera a los consejeros revisar la asignación de los proyectos del programa 3X1, que involucra recursos del gobierno y de los connacionales en el extranjero, para efectuar obras en las comunidades de donde aquellos son originarios. Guanajuato ha figurado históricamente en los primeros lugares de expulsión de mexicanos a Estados Unidos –donde actualmente residen alrededor de un millón de guanajuatenses– y en el envío de remesas, que en 2013 ascendieron a más de 2 mil millones de dólares. En entrevista telefónica con Apro, el exconsejero Ángel Calderón afirmó que el programa 3X1 a nivel federal “está corrompido y entra dinero cuestionable en cantidades muy altas de algunos particulares, dinero que –subrayó– no es tan fácil reunir”. Precisó que en el encuentro de líderes que se realizó en días pasados en el Consulado de México en Chicago participaron cinco exconsejeros del Instituto Estatal del Migrante, tres consejeros actualmente en funciones –entre ellos el presidente Salvador Pedroza Moreno– “y un buen grupo” de dirigentes de los clubes de California, Texas, Chicago, Atlanta y Carolina del Norte. De acuerdo con Calderón, en ese encuentro “ratificamos que hacer trinquetes es para nosotros inaceptable y menos en nuestras narices. Que sepan que para nosotros no es juego el tema migrante. Creo que después de esto nos van a tomar más en serio y con más respeto”, dijo. Señaló que Luis Vargas Gutiérrez estuvo al frente del IEM desde enero de 2013, pero “nunca nos escuchó, siempre su expresión fue: ‘aquí yo mando’. Lo sufrimos por autoritario, controlador y manipulador”. El líder de connacionales en Estados Unidos recordó que el trabajo de los paisanos a favor de sus comunidades de origen “empezó sin el gobierno, con nuestros propios recursos”, y manifestó su decepción por el trato que les han dado los últimos gobernadores panistas y también por el manejo que se ha dado al programa migrante, que de ser 1X1 ahora es 3X1 (recursos de los tres niveles y de los paisanos). “Hubo gente que comenzó a corromper el programa por votos. Se quisieron poner algunos candados, pero no funcionaron”, dijo, y recalcó que junto con otros líderes migrantes en la Unión Americana han trabajado desde hace más de dos décadas sin cobrar un sueldo y sin compromisos políticos. Sobre el IEM, que antes era la Dirección de Atención a Comunidades Guanajuatenses en el Extranjero, detalló que fue el actual gobernador Miguel Márquez quien lo creó al proclamarse como migrante, debido a que por algún tiempo residió y trabajó en Estados Unidos, aunque ingresó con visa de turista. “La intención de Márquez fue buena, pero está rodeado de algunas personas: el ángel le habla por una oreja y el diablo por otra y no sabe a quién atender”, apuntó. Hasta la fecha, ya con un cambio de integrantes, el Consejo Ciudadano del IEM ha funcionado “sólo de membrete”, acusó Ángel Calderón, quien participó en el primer Consejo que operó. “Durante dos años estuvimos cabildeando para sacar el reglamento interno y Luis Vargas nunca lo permitió”, por lo que los proyectos del programa 3X1 prácticamente eran aprobados sin el visto bueno de los consejeros, hasta que éstos, sostuvo, se quejaron con el gobernador y se modificó el criterio. Aseguró que tampoco hubo respuestas positivas al cuestionar el origen de los recursos particulares que ingresaban a los proyectos, y la misma postura de opacidad ha asumido la delegada de Sedesol, Claudia Navarrete. “Afortunadamente Luis Vargas ya es historia. Ni él ni la delegada de Sedesol merecen estar ahí. El tema migrante para mí es sagrado, merece que se le maneje con respeto y transparencia. A nosotros que no nos metan en sus tarugadas”, exigió. Calderón afirmó que en la reunión de líderes e integrantes del actual consejo del Instituto Estatal del Migrante acordaron informar al gobernador que hay unión y apoyo entre ellos para tener una participación real en la toma de decisiones, y también solicitarle que se apruebe el reglamento y se fortalezca el IEM, incluyendo la posibilidad de practicarle una auditoría tras la salida del director.

Comentarios