Comando secuestra a cuatro empleados de minera en Guerrero

viernes, 6 de marzo de 2015
CHILPANCINGO. Gro., (apro).- Un grupo armado secuestró a cuatro trabajadores de la minera canadiense Gold Corp que opera en el poblado de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, ubicado en el denominado cinturón de oro de la zona del río Balsas, en la región centro de la entidad. El hecho se registró ayer por la noche cuando los empleados salían de la mina y se dirigían a su hogar cuando fueron interceptados por un comando que se desplazaba a bordo de dos camionetas. Las víctimas fueron identificadas como Juan Carlos Merino González, Mauricio Gatica Peña, Juan Carlos Peña y se desconoce el nombre de la cuarta persona, indican reportes oficiales. Los mismos informes refieren que familiares de los cuatro mineros privados ilegalmente de su libertad acudieron a la ciudad de Iguala para solicitar apoyo a los mandos del 27 batallón de Infantería. Hasta el momento, autoridades estatales no han fijado una postura sobre este hecho de violencia que afecta directamente a trabajadores de empresas extranjeras que tiene inversión en la entidad. A pesar de que los ataques de la delincuencia contra empresas mineras en Guerrero se han convertido en una constante, los directivos de los corporativos extranjeros y autoridades de los tres niveles han tratado de ocultar los hechos. No obstante, en reuniones privadas empresarios del sector minero han denunciado ante funcionarios estatales y federales, asesinatos, secuestros y extorsiones cometidos por bandas criminales. En julio de 2013, Apro dio a conocer que dos trabajadores de la minera Los Filos, del corporativo canadiense Gold Corp, fueron ejecutados al salir del establecimiento cuando se desplazaban sobre la carretera federal México-Acapulco, a la altura del poblado de Mezcala. Las víctimas trabajaban directamente para la empresa Mantenimiento Industrial Toluca, que ofrece sus servicios al corporativo extranjero. A principios de febrero de este año, una célula al servicio del grupo delictivo La Familia secuestró al menos 12 habitantes del municipio de Cocula, entre ellos algunos empleados de otra minera canadiense Media Luna, ubicada en el poblado de Nuevo Balsas. En respuesta, pobladores de la zona minera del río Balsas tomaron las armas, rescataron a 10 de las víctimas y cerraron durante más de una semana los accesos para exigir seguridad para los ciudadanos, debido a que el gobierno estatal solo ofrece resguardo policiaco a los directivos de la empresa. Entre abril y junio pasado, Apro pudo documentar dos secuestros de trabajadores de la mina Rey de Plata que explota la empresa Peñoles en la comunidad de Teohuixtla, municipio de Teloloapan.