A golpes impiden se entreviste a titular de Derechos Humanos de Puebla

jueves, 16 de abril de 2015
PUEBLA, Pue. (apro).- Para evitar que periodistas entrevistaran al ombudsman de Puebla Adolfo López Badillo, personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) armó un zafarrancho que derivó en una agresión física contra el reportero del periódico Intolerancia, Jorge Castillo. Esto ocurrió luego de que un grupo de reporteros llegó a las instalaciones de la CEDH para entrevistar a Badillo, quien participaba en un encuentro con representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) a la que no fue convocada la prensa. Cuando el ombudsman poblano se percató de la presencia de los medios de comunicación, llamó de manera discreta a personal a su cargo para darles instrucciones al oído. Al término del acto, Badillo argumentó que se tomaría la foto del recuerdo con los representantes de las organizaciones por lo que se dirigió a una de las puertas traseras del salón, por lo que los reporteros se apresuraron a seguirlo. Para evitar que los periodistas pudieran alcanzar a Badillo y hacerle preguntas, personal de la CEDH se mezcló con los activistas y empezó a empujar a los reporteros. Fue en ese momento que un hombre le propinó al reportero Jorge Castillo un fuerte codazo en el abdomen, tras lo que se armó una gresca con gritos y empujones incentivados por el personal de la CEDH que en todo momento buscó facilitar que Badillo “escapara” de la prensa. Sin importar el “zafarrancho” que se armó en las instalaciones de la Comisión, el ombudsman siguió su huida para refugiarse en una oficina de donde ya no salió para atender a los periodistas que reclamaban conocer la identidad de la persona que había agredido a Castillo. Al contrario, personal de la CEDH se encargó de resguardar al responsable de la agresión y se negó a proporcionar su nombre. No es la primera vez que López Badillo evade a la prensa. El pasado 27 de marzo, el presidente de la CEDH presentó su informe anual de 2014 ante empleados de la dependencia, sin la presencia de medios de comunicación, ni de ONG´s, con lo que evitó ser cuestionado sobre su desempeño, especialmente en un año en que abundaron las denuncias por violaciones a derechos humanos en contra del gobernador Rafael Moreno Valle. Aunque distintas organizaciones civiles y activistas tienen documentado que el año pasado fueron encarceladas más de 70 personas por participar en movimientos o protestas sociales, de 34 recomendaciones que emitió la CEDH, sólo cuatro fueron dirigidas al gobierno estatal. Sobre el caso Chalchihuapan, donde resultó muerto un niño de 13 años por una agresión policíaca, Badillo se limitó a asegurar que el caso se atendió “oportunamente”. Desde su llegada a la CEDH, Badillo ha sido constantemente cuestionado por su cercanía con el gobierno de Moreno Valle y por mantenerse al margen cuando se trata de denuncias por abusos cometidos por el gobierno estatal. Además, el ombudsman ha sido acusado por empleados del propio organismo de abusos laborales y recientemente de haber despedido a más de 20 trabajadores sin pagarles el finiquito que les correspondía.