Huelga en la PJ de Guerrero estanca juicio contra detenido por homonimia

jueves, 16 de abril de 2015
COLIMA, Col. (apro).- La huelga de trabajadores del Poder Judicial de Guerrero, que ya se prolongó por casi cinco semanas, contribuyó al estancamiento del juicio contra el manzanillense Aarón Hernández Martínez, que desde hace casi 26 meses se encuentra encarcelado en el penal de Tlapa de Comonfort y hasta la fecha no ha recibido sentencia. El joven de 28 años de edad fue aprehendido en el aeropuerto de Tijuana en febrero de 2013, acusado de un fraude cometido en 2006 en la población guerrerense, pero desde el primer momento él y su familia presentaron evidencias documentales y testimoniales en el sentido de que se trata de un caso de homonimia. “Lo tienen preso únicamente por llamarse igual que un estafador, a pesar de que en el expediente hay pruebas de que no coinciden la edad ni los rasgos físicos entre ellos y, por si eso fuera poco, hay declaraciones de testigos que afirman que el delincuente y el detenido no son la misma persona”, explicó Miguel Ángel López Pérez, cuñado del detenido. En entrevista con la agencia Apro, dijo que los familiares de Aarón, al igual que éste, se encuentran desesperados porque ya pasaron más de dos años y el juicio se ha desarrollado de manera muy lenta y tortuosa, situación a la que se sumó el paro de los trabajadores del Poder Judicial, que ha impedido cualquier avance en los trámites. Expuso que el juicio ya se encuentra en la etapa de cierre y sólo falta que las partes presenten sus conclusiones para que la juez emita la sentencia, pero en las últimas semanas no se ha podido realizar ningún movimiento. “El gobierno –comentó López Pérez– debería tener previsto este tipo de situaciones para no perjudicar a los procesados, porque no es ganado al que tienen encerrado ahí en el penal, son personas, pero tal parece que en México existen campos de concentración al estilo nazi. No vemos ninguna garantía de seguridad jurídica para los internos y sus familias”. En el caso de Aarón Hernández, denunció Miguel Ángel López, las autoridades se han mostrado indolentes, pues desde un principio fue detenido y consignado a pesar de las pruebas existentes de que no es la misma persona que cometió el delito y posteriormente el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se ha “lavado las manos” en dos ocasiones en que la madre del detenido le ha pedido apoyo, argumentando que se trata de un asunto local. En el caso del gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, si bien ha apoyado con un abogado, “a su gobierno le ha faltado decisión para contribuir de una manera más ágil y expedita para la liberación de Aarón”. Mencionó que después de que hace unos meses el Congreso del Estado emitió un exhorto para que la administración estatal respaldara al detenido y a su familia, sólo se realizó una reunión en la Casa de Gobierno de la que no hubo resultados concretos. Dijo entender que en estos momentos los actores políticos se encuentran inmersos en los procesos político-electorales, pero “les pedimos que no se olviden de Aarón Hernández, un colimense que después de más de dos años sigue, de manera totalmente injusta, como rehén del gobierno de Guerrero”.

Comentarios