Ángel Aguirre no regresará al gobierno de Guerrero: PRD

MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, dio a conocer que el gobernador con licencia de Guerrero, Ángel Aguirre, presentará una nueva solicitud por el resto del periodo de su gobierno, que corresponde a seis meses. “Con ello, Ángel Aguirre ha parado especulaciones y ha dado certidumbre a la ruta que el Congreso de Guerrero tiene que seguir”, escribió Navarrete en su cuenta de Twitter. Además, dijo, “será el Congreso de Guerrero quien resuelva el tema respecto a quién mantiene la titularidad del Ejecutivo del estado”. Agregó: “Hay que subrayar el mensaje político entre líneas que da el exgobernador de que no pretende influir en la decisión del Congreso del estado”. Minutos antes, en conferencia de prensa, el líder perredista destacó que Aguirre Rivero “tiene la obligación legal de presentar un comunicado al Congreso del estado, el mismo viernes a más tardar, en el que debe decidir si anuncia su regreso a la gubernatura o solicita una nueva licencia por los meses que faltan para terminar el periodo de gobierno”. En ese sentido, Navarrete pidió a los diputados guerrerenses valorar la necesidad de mantener la estabilidad política en la entidad, evitando repetir los momentos de tensión vividos el año pasado, luego de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. “No hay nada decidido, no hay nada acordado, nadie tiene conocimiento de en qué términos viene el escrito del exgobernador Aguirre el viernes próximo al Congreso, pero estoy seguro que por lo menos los diputados del PRD están listos para recibir el texto, evaluarlo y tomar las decisiones políticas correspondientes”, añadió. Mientras tanto, sostuvo, el PRD estará preparado para cualquiera que sea el sentido del escrito que presente Aguirre Rivero. Celebra Rogelio Ortega decisión de Aguirre El mandatario interino Rogelio Ortega Martínez celebró la decisión del defenestrado gobernador con licencia, Ángel Aguirre Rivero, quien anunció públicamente que no pretende regresar a ocupar el cargo y tampoco designar a una persona afín en su lugar. “Creo que esto ayuda a la gobernabilidad, ya había voces que cuestionaban esta posibilidad”, dijo Ortega. Además, consideró que la postura de Aguirre “allana también para que los diputados locales tomen una decisión sin presión alguna”. Ayer una fuente oficial reveló a Apro que Ortega Martínez habría pactado su ratificación a través de una negación con los líderes de la corriente perredista de Los Chuchos y la entrega de más de 10 millones de pesos que exigieron los coordinadores parlamentarios de la LX legislatura local que encabeza el diputado local perredista vinculado con el narco, Bernardo Ortega Jiménez. Por ello, “la línea” a los diputados locales era ratificar a Ortega Martínez como gobernador sustituto para concluir el periodo constitucional de la administración aguirrista. Cuestionado sobre la campaña que impulsó en los últimos días para buscar su ratificación en el cargo, a través de medios de comunicación, así como los acuerdos con los líderes de la corriente Nueva Izquierda (NI) y la cooptación del Congreso, Ortega Martínez se limitó a negar estos señalamientos. “No tengo acuerdo ni negociación con nadie”, atajó el mandatario interino durante una conferencia realizada esta tarde en la sede del Ejecutivo al sur de esta capital. No obstante, Ortega consideró que los diputados locales deben evaluar la situación actual de la entidad y tomar la decisión de ratificarlo o no al frente del Ejecutivo estatal. Ello a pesar de que, según las fuentes consultadas por Apro, los diputados que en su mayoría son perredistas y ya “tienen línea” para designar a Ortega como gobernador sustituto el próximo viernes, cuando se cumplen los seis meses de la licencia que solicitó Aguirre Rivero. Previamente, el gobernador interino encabezó un acto oficial donde se instaló una mesa denominada Pacto por la Civilidad y la Gobernabilidad Política, evento que se caracterizó por la ausencia de los consejeros del Instituto Electoral y Participación Ciudadana (IEPC), magistrados del Tribunal Electoral estatal (TEE) y de siete representantes de los 11 partidos que participan en este proceso electoral. Por el contrario, el gobernador Ortega fue respaldado por los titulares de los poderes Legislativo y Judicial, el diputado local perredista señalado por presuntos nexos con el narco, Bernardo Ortega, y la magistrada Lambertina Galeana, acusada por trabajadores que llevan más de un mes en paro laboral de presuntos actos de corrupción y nepotismo. También estuvieron presentes los dirigentes del PAN, Andrés Bahena; del Verde, Karen Castrejón, y del Partido de Los Pobres, Rubén Válenos, así como del PRI, Cuauhtémoc Salgado, quien junto al candidato del tricolor, Héctor Astudillo, capitalizaron el acto protocolario utilizando el lema de su campaña en los discursos. Ortega lamentó la ausencia de los consejeros del IEPC, quienes advirtieron que no asistirían al acto convocado por el Ejecutivo porque no les han autorizado una ampliación presupuestal. Al respecto, el gobernador interino consideró que la ausencia de algunos actores políticos e institucionales en el evento es producto de la situación que se vive en Guerrero. “Yo quisiera que la democracia que tenemos fuera como la noruega o la sueca, pero es la que tenemos”, expresó Ortega, quien pidió a los ausentes, entre ellos los representantes de los partidos de izquierda y sus candidatos, que se sumen al pacto.  

Comentarios