Dan libertad condicional a otros dos agresores de Karla Silva

jueves, 30 de abril de 2015
IRAPUATO, Gto. (apro).- Dos de los agresores materiales de la periodista Karla Silva Guerrero obtuvieron su libertad condicional luego de que el juez de control de oralidad, José Luis Argüello Uribe, descartó argumentos de la fiscalía del caso y los sentenció culpables, pero con una pena de sólo 3 años y 11 meses de prisión, la cual finalmente conmutó por la libertad y trabajos comunitarios. Con esta resolución emitida por el juez a favor de Joaquín Osvaldo Valero Garnica y José Samuel Ornelas Martínez, ya son tres, de los cuatro autores materiales de la golpiza y las amenazas propinadas a la reportera de El Heraldo en Silao el 4 de abril del 2014, los que han logrado salir de prisión. Sujeto a juicio y recluido en el Cereso de Irapuato permanece el exsubdirector operativo de la Policía Municipal de Silao, Jorge Alejandro Fonseca Durán, quien es señalado como el que se encargó de movilizar a Joaquín Valero, Samuel Ornelas y el otro implicado, Luis Gerardo Hernández Valdenegro, por órdenes de su superior, el director de la Policía Nicasio Aguirre Guerrero. Ornelas Martínez fue quien golpeó en el rostro y cuerpo a Karla Silva hasta dejarla tirada en el piso de la oficina del diario en Silao, mientras que Valero Garnica vigilaba la puerta de acceso. Ambos siguieron órdenes de José Gerardo Hernández Valdenegro, el cual fue contratado por el director de policía Nicasio Aguirre Guerrero para agredir a la comunicadora. Hernández Valdenegro fue el primero en obtener su libertad tras acordar con la fiscalía –defensora de la reportera-- un procedimiento abreviado que le permitió conmutar la pena de 2 años y 3 meses de cárcel por la libertad condicional, a fines de enero. El juez Argüello Uribe ratificó que la golpiza que le fue propinada a la reportera, así como las amenazas vertidas contra ella y su compañera Adriana Elizabeth Palacios, fueron relacionadas directamente con el trabajo periodístico crítico hacia la administración municipal que encabeza el alcalde priista Enrique Benjamín Solís Arzola, y declaró culpables a los dos indiciados. Pero eso no bastó para atender la demanda de la fiscal Yolanda Ramírez, quien pedía una pena que permitiera que Joaquín Osvaldo Valero y José Samuel Ornelas permanecieran en prisión por lo menos cinco años. Ambos pagarán una multa de 2 mil 550 pesos, y prestarán servicio comunitario por no más de tres horas diarias.

Comentarios