Aumenta 50% número de quejas por tortura en Oaxaca

martes, 7 de abril de 2015
OAXACA, Oax., (apro).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) señaló que en 2014 aumentó en 50% el número de quejas por tortura en la entidad. Destacó que en 25 meses, de enero de 2013 a febrero de 2015, se iniciaron 51 quejas por ese delito, lo que significa que se cometieron dos casos por mes, principalmente a manos de personal de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), autoridades municipales y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal. La DDHPO precisó que en 2013 documentó en sus oficinas centrales ocho casos de tortura y seis más en sus oficinas regionales, mientras que en 2014 abrió 14 expedientes de queja en sus oficinas localizadas en la capital y 16 en el interior del estado. De enero a febrero de 2015, agregó, ha recibido siete querellas. Detalló que la autoridad más señalada en quejas y denuncias por tortura es la PGJE, ya que 18 de las quejas fueron interpuestas en contra de servidores públicos pertenecientes a esa corporación. Le siguen autoridades municipales, con 25% de las quejas presentadas contra ayuntamientos de diferentes localidades del estado. En tercer lugar se encuentra la SSP, con 19% del total de las inconformidades. Además mencionó que en marzo pasado se hicieron públicas más de una decena de denuncias por tratos crueles, inhumanos o degradantes en Centros de Reinserción Social pertenecientes a la SPP. Y destacó que los expedientes de queja integrados por tortura incluyen señalamientos por parte de las víctimas de tratos crueles, inhumanos o degradantes, lo que implica la violación al derecho a la protección de la integridad física, moral y psicológica de las personas. Las indagatorias también registran violaciones por detenciones arbitrarias, y en algunos casos señalan la aplicación de tratos crueles a personas detenidas, así como falta de legalidad e imparcialidad en el actuar de servidoras y servidores públicos. El organismo de derechos humanos hizo un llamado a las autoridades a respetar, garantizar y proteger los derechos humanos de todas las personas y evitar todo acto violatorio contra sus prerrogativas fundamentales.

Comentarios