Unicef pide crear ley que garantice derechos de niños y adolescentes en Chiapas

martes, 7 de abril de 2015
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- La representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México, Isabel Crowley, pidió a organizaciones de la sociedad civil promover la discusión, análisis y aprobación de un marco jurídico local que se homologue con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. La ley federal aprobada el 1 de septiembre de 2014 “es una línea de partida para buscar incidir en las políticas publicas en ese sector poblacional” que se encuentra en riesgo latente, tanto en las zonas urbanas como en las comunidades rurales, dijo. Crowley detalló que hace 25 años México firmó la Convención por los Niños y Niñas, pero tardó 24 años en hacerla ley y reconocer sus derechos. Ahora, agregó, el país tiene que responder ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cómo está bajando la ley, y en este contexto los estados de Chiapas, Oaxaca, Yucatán y Zacatecas son considerados prioritarios porque son representativos de entidades donde existe concentración de población indígena, dispersión poblacional e intensidad de flujos migratorios. El reto para Chiapas, de acuerdo con la UNICEF, es crear y actualizar un marco legal específico de protección, es decir, una ley que garantice los derechos de niñas, niños y adolescentes, y destinar un presupuesto eficiente, oportuno y equitativo para el cumplimiento de este propósito. La UNICEF, destacó Isabel Crowley, estará al pendiente del cumplimiento de esas metas. De acuerdo con el informe “Los derechos de la infancia y la adolescencia en Chiapas”, presentado a diputados locales y organizaciones de la sociedad civil, 47% de los 4 millones 500 mil chiapanecos son menores de 18 años. Según el reporte, similar al que se elaboró para Oaxaca, Yucatán y Zacatecas, el análisis de los datos disponibles muestra que muchas de las condiciones que dificultan el cumplimiento de los derechos de la infancia y la adolescencia están relacionadas con situaciones de marginación y pobreza, dato relevante para el caso de Chiapas por ser un estado en el que más de dos tercios de la población vive en condiciones de pobreza, de carencia social o de vulnerabilidad, de acuerdo con los criterios del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). El documento precisa que las niñas, niños y adolescentes de Chiapas en general están expuestos a diversas formas de violación de sus derechos, pero hay grupos particulares que viven estas circunstancias de una manera más profunda. Para la UNICEF es significativo, además, que no exista información sistemática, actualizada y desagregada sobre estos niños en contextos de alta vulnerabilidad. Un grupo importante, apunta, es el de los niños migrantes, entre ellos los de Centroamérica que llegan a Chiapas para trabajar o que atraviesan la entidad para llegar a otros sitios de México y Norteamérica. De los casi 5 mil niñas, niños y adolescentes que el Instituto Nacional de Migración repatrió a sus países en 2010, 95% eran de Centroamérica y 55% fueron registrados y devueltos desde Chiapas. Más de la mitad viajaban no acompañados. A pesar de los cambios legislativos a nivel nacional y estatal, y la creación de instancias de protección a sus derechos, la atención a este grupo de infantes es limitada. Para la UNICEF, otro grupo importante es el de los niños trabajadores. Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2009, uno de cada 10 niños de entre cinco y 17 años de edad (en especial entre 14 y 17 años de edad) trabaja en México, y esa proporción aumenta en Chiapas a 14%, con tres veces más niños que niñas (sin contar el trabajo doméstico, donde las cifras se invierten). Tanto en el caso de los niños migrantes como en el de los niños trabajadores, el cumplimiento de los derechos básicos de educación, salud y protección se vuelve una prioridad mayor, dado el incremento en el número de casos. El documento refiere que en general las niñas, niños y adolescentes están expuestos a diversas formas de violencia (física, psicológica, sexual y por negligencia). México ha firmado diversos convenios internacionales que reconocen la condición de sujetos de derechos a los niños, sin embargo, persisten muchas prácticas de ejercicio de la violencia contra ellos, pocas denuncias presentadas y escasos registros directos de los casos. “Aunque en Chiapas se presente una tasa de suicidio menor a la nacional, no deja de ser un tema preocupante, ya que existen indicios de que el problema puede ser mucho más grave, debido al subregistro que se puede estar presentando en el estado, lo que implicaría que las tasas pueden ser mucho mayores a las registradas”, indica el informe ” elaborado por la UNICEF con el apoyo de instituciones públicas mexicanas de investigación social.

Comentarios